Ciencia Ficción Drama Independiente

Sony Pictures aparta a “Moon” de los oscar

moonLos lectores de este blog ya saben que un servidor no suele morderse la lengua ante las injustícias de productoras o distribuidoras, y es que cuando las cosas se hacen mal, no está de más dar un toque desde la red y poner los puntos sobre las íes.

Así como lo oís, Sony Pictures, compañía mala donde las haya en cuanto a calidad cinematográfica se refiere, boicotea la mejor película que ha parido en años: “Moon” (2009) de Duncan Jones. Ver para creer.

No es de extrañar que la productora responsable de los mayores bodrios de la década (salvo contadas excepciones) adopte estas estúpidas medidas en contra de la obra como tal y en pro del producto consumible (cualquier burda comedia de la Sony o cinta con Will Smith a la cabeza valdría como ejemplo).

Este tipo de notícias resumen el estado de las producciones made in USA, en donde los artistas, a no ser que se produzcan sus propios trabajos como Spielberg o Coppola, apenas cuentan en las decisiones de sus obras. Y quizás algunos penséis que todo esto sea porque Duncan Jones, director de “Moon“, su ópera prima, no tenga suficiente caché dentro de la industria todavía, pero a un veterano y maestro como Scorsese, la Paramount le ha hecho tres cuartos de lo mismo con “Shutter Island” (otra con una pinta excelente), retrasando su estreno porque la productora quería volcar todo el marketing en el último film de Jason Reitman “Up in the air” de cara a los oscar.

Duncan Jones, visto esta injustícia, ha solicitado en su perfil de Twitter apoyo para que los responsables de Sony recapaciten en su decisión. El cineasta afirmaba lo siguiente: “Hemos tenido más de lo que hemos pedido pero han elegido los films que van a presentar y no estamos en sus planes. Dicen que cuesta demasiado para nuestra pequeña película ya que tendrían que insertar un anti-copy en los dvd ya que aún no está en el mercado de alquiler de los USA“. Es para reir por no llorar, vamos!.

Un cinta de la calidad de “Moon” que ha supuesto un estimable éxito de público y crítica, merece un mejor trato y ser al menos candidata a ser elegida para los premios de la academia. Es una cinta de presupuesto ajustado que apuesta por el lado reflexivo y metafísico de la sci-fi, con un guión elaborado, un diseño de producción asombroso deudor del mejor Kubrick, evocando al añorado cine de ciencia ficción de los 70 en donde prevalecía el talento y la imaginación a los fuegos artificiales vacuos, y con un Sam Rockwell que ofrece una doble interpretación memorable y digna de mención especial.

Desde aquí, esperemos que Sony sepa dar mejor trato a la mejor película que han tenido en años. Aunque viendo el cine habitual producido por la compañía japonesa, mejor no esperemos grandes cosas…


3 Comentarios

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top