Bandas sonoras | Música

Fallece Maurice Jarre

m_jarreMe enteré ayer pero no he podido publicarlo hasta hoy. Maurice Jarre, uno de los mejores compositores de bandas sonoras de todos los tiempos, nos ha dejado a los 84 años. Un compositor que siempre será recordado como el músico ideal de David Lean, capaz de crear melodias que potenciaban el lado épico de los films del último. Ahí fue donde alcanzó su consagración a nivel internacional, con las superproducciones de Sam Spiegel (en la producción) y David Lean (en la dirección). Ganó muy merecidamente tres oscar por posiblemente, sus mejores obras (“Lawrence de Arabia“, “Dr Zhivago” y la reivindicable “Pasaje en la India“). A parte de ser el único compositor que haya ganado tres estatuillas doradas, en su palmarés también se encuentran cuatro globos de oro y un oso de oro honorifico en la última edición de la Berlinale hará un par de meses.

Otras de sus obras recordadas fueron “Los profesionales“, “La hija de Ryan“, “El mensaje“, “La costa de los mosquitos“, “El club de los poetas muertos“, “Topaz“, “¿Arde París?“, “Gorilas en la Niebla“, “Jesús de Nazaret“, “Único Testigo” o “Ghost” (éstas dos últimas en plena experimentación electrónica).

Su herencia musical la ha recogido Jean-Michel Jarre (su hijo), precursor de la música electrónica (y gran fanático de los sintetizadores).

Un grande. Descanse en paz.

Os dejo con el tema principal de “Lawrence de Arabia“:


Xavi Darko

Hastiado de los klingons y trolls que proliferaban en mi escuela secundaria, acabé mudándome a Tatooine, un lugar libre de trekkies en donde a pesar de los cansinos Tusken, abundaba el buen tiempo, el mercadeo y las carreras de vainas. La paz y la tranquilidad reinaban hasta que un buen día quedaron quebrantadas por la irrupción de un tipo peculiar cuyo perfil se ajustaba al de los tifosi radicales del AC Milan. Se hacía llamar Darth Maul y entre hostia y hostia me rebeló que era mi padre. Como buen desertor sith, decidí migrar a un planeta verde y fértil llamado Endor del cual fui posteriormente desterrado debido al incendio masivo de cabañas de unos cada día más insoportables ewoks. Sin ganas de más mamoneo intergaláctico, decidí volver al mundo real y escribir sobre cine, tanto del que adoro como del que aborrezco. Cuando me jubile espero vivir en Hill Valley y escribir críticas positivas de las cintas de Uwe Boll.

3 Comentarios

  1. Marta Rodríguez dice:

    vaya, qué recuerdos lawrence de arabia. Una pena, dep.

    Muy buen blog

  2. Un pena para el mundo del cine. Se va uno de los compositores más grandes que ha tenido sin cuyas partituras las cintas de David Lean no habrían tenido la intensidad que poseen.

    Descanse en Paz.

  3. Sí, es toda una pena. Me encantaban sus BSO’s.

    Coño Ramón, dile al opa que es el músico de su adorada “Único testigo” xD

    Un saludo y descanse en paz el maestro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.