Aventuras Ciencia Ficción Drama

Lost 6×09: impresiones

Antes de nada, para entrar en contexto, pongo la sinopsis (corregida) del capítulo sacada de Lostpedia:

En la isla: Ilana le dice al grupo lo que Jacob le dijo: que Ricardo sabrá qué hacer después de lo ocrruido en el Templo – Richard se ríe y dice que no sabe qué hacer. Jacob mintió, y todos ellos deben empezar a escuchar a alguien más. Richard va por la noche al lugar donde enterró la cruz de oro de su esposa – llama a gritos a el Hombre de Negro diciendo que cambió de parecer y se pregunta si la oferta sigue en pie. Hurley sigue Alpert y le dice que su esposa está allí con ellos. Ella dice que tiene que detener a el Hombre de Negro en su intento de salir de la isla o sino, todos irán al infierno.

Flashback: Richard vivía en las Islas Canarias en 1867 y fue un trabajador del campo. Su esposa, Isabel, estaba enferma de tuberculosis y Richard salió en busca de un médico. Una vez allí, intentó pedir ayuda pero el médico se negó a darle la medicina porque no tenía dinero suficiente. Tras un forcejeo, accidentamente mató al doctor pero se llevó la medicina. Cuando Richard llegó a casa, Isabel había muerto.

Richard fue detenido por el asesinato del médico y justo antes de ser ahorcado, fue vendido como esclavo a Hanso y llevado a bordo de la Roca Negra. Durante una violenta tormenta, la roca Negra naufragó en la isla llevándose por delante la estatua donde Jacob yace. El humo negro acabó con la tripulación. Alpert vio a su esposa muerta, y ella le dijo que estaban muertos y en el infierno. El Hombre de Negro accedió a liberar a Alpert si éste mataba al diablo.

Alpert intenta matar a Jacob, pero Jacob lo detuvo. Jacob le explicó la naturaleza de la isla diciendo que ésta es el corcho que mantiene la oscuridad dentro de una botella; explica que el hombre de negro ha perdido la fe en los humanos pero que él los lleva ahí para probar que está equivocado, sin embargo el los asesina sin oportunidad, y pide la ayuda de Alpert para ser el enlace entre él y la gente que traiga a la isla. Alpert accedió a ayudar, pero sólo si tenía vida eterna, Jacob estuvo de acuerdo y le tocó. El Hombre de Negro le da a Alpert la cruz de oro de Isabel, y Alpert la entierra; no sin antes decirle que lo busque si cambia de opinion un dia.



Si el 6×05, el 6×06 y el 6×07 eran capítulos de aquellos que creaban afición y dejaban claro el porqué “Lost” es una serie tan inconformista como diferente, el 6×09, centrado en la historia de Richard Alpert (el Dorian Gray de la isla), abre caminos hacia el desenlace de la historia de forma tan interesante como abrupta, pues parece (a priori) echar por tierra las múltiples teorías científicas entorno a Jacob y Esaú.

De nuevo nos encontramos un episodio capaz de atrapar al espectador, uniendo épica y sacrificio a partes iguales. Un episodio que ante todo destaca por:

1 El enorme theme del personaje compuesto por Michael Giacchino, de nuevo, demostrando que es capaz de reiventarse en cada nuevo episodio. Si ya nos enamoró con el tema compuesto para Jacob, ahora con el love theme de Alpert, creo que deberían premiarle por su monumental trabajo -de un nivel totalmente cinematográfico- a lo largo de la serie. Y ojo a como Giacchino junta los temas de los diversos personajes, con un talento incuestionable. Importantísimo su trabajo a la hora de dotar de épica a la serie.

2 El ritmo frenético del capítulo, que lo convierte en uno de los más épicos que se recuerdan. Un episodio que se hace corto -siempre una buena señal- y eso que no tiene una duración estándar.

3 La sensacional actuación de Néstor Carbonell. Con un look a lo Robinson Crusoe o a lo Conde de Montecristo (en su estancia en el castillo de If), podemos ver como Ricardo es enrolado como esclavo en La Roca Negra y liberado por AntiJacob. Uno de los grandes aciertos de la serie es la elección de actores con verdadera vocación y talento.

4 El papel de AntiJacob (Esaú). El humo negro de nuevo hace acto de presencia al comprobar que llegan nuevos visitantes a la isla, cargándose a aquellos que encuentra por su camino. Es Esaú quien salva la vida de Ricardo al tocarle, que es como si reviviera, en una escena que recuerda mucho a aquella en dónde Jacob tocó a Locke tras caer desde una ventana, en la season finale de la quinta temporada. Dos dudas me suscitan. Por un lado, cuando “Isabella” va a ver a Ricardo en la Roca Negra, se supone que es AntiJacob el cual ha adoptado su cuerpo, pero en cambio, mientras ellos conversan se oye el humo negro, por tanto, ¿quién realmente es Isabella en esa escena?. ¿Ya estaba muerto Alpert ahí?. Por otro lado, hasta ahora la serie se ha construido entorno a un Jacob bueno y a un Esaú malo, pero a parte de que en este capítulo vemos a un Jacob mucho más agresivo, radical e hijo de perra, no os parece un castigo cruel el condecer (y condenar) el deseo de la vida eterna a alguien todo por interés propio?. Un personaje antiJacob desquiciado y que claramente nos lo presentan jerárquicamente por debajo de Jacob, por el hecho de que el guardián (Jacob) tenga el poder y la potestad de no dejar salir al prisionero.

5 El papel de Jacob. Como decía, hasta ahora, a Jacob nos lo habían presentado como un hombre calmado, sereno y de pensamiento por encima de violencia. Recordemos que Esaú intenta convencer a Richard para que mate a Jacob y así devolverle a su esposa Isabella. Richard se dirige a la playa, al lugar donde se encuentra la estatua para acabar con él. En este episodio, Jacob está más violento que nunca, suponemos que es por comprobar cómo de nuevo ha fracasado su intento por ver triunfar el progreso y a la vez por ver como Alpert ha sucumbido a las mentiras de Esaú. Curiosamente, Alpert es quién quizás cambie eso, el destino de la isla, siendo su ayudante e intermediario con las gentes que lleguen a la isla. Evidentemente, el lado bueno de Jacob ya lo conocíamos, pero sorprendentemente, en este episodio nos encontramos a un Jacob desconocido, no solo agresivo sino hijo de perra. A parte de utilizar a Richard Alpert ab aeterno para sus intereses, la última escena con AntiJacob es sumamente tocapelotas. Pero eso, ya lo comentaré más adelante.

6 Preguntas y más preguntas. ¿Cómo llegaron a la isla Jacob y Esaú?. ¿Porqué Jacob puede abandonar la isla y Esaú no?. ¿Porqué Richard en cientos de años casi nunca cuestionó a Jacob?. ¿Con qué civilizaciones tuvo Alpert que tratar entre la llegada de La Roca Negra y los otros y la Iniciativa Dharma?. ¿Quién es realmente Jacob?. ¿Quién es realmente “Isabella” cuando va a ver a Alpert a la Roca Negra si a la vez se oye el humo negro?. ¿Si Hurley puede hablar con los muertos, porqué nunca lo hace con Locke?. ¿Si Hurley puede hablar con los muertos, qué pinta en la serie Miles?. ¿Cuándo Esaú dejó de ser libre?. ¿Cuándo aborda la Roca Negra en la isla, es una especie de tsunami o qué?, ¿cómo es posible que un barco destroce una estatua gigantesca de piedra, acabe en mitad de la isla quedando el casco prácticamente intacto y no deje un recorrido en la tierra desde la playa?. ¿Si en la season finale de la quinta temporada se divisaba a la Roca Negra por el horizonte en un día estupendo, cómo es posible que cambiaran de forma tan brusca las condiciones metereológicas?.

7 Lo mejor del capítulo es sin duda el diálogo final entre Jacob y Esaú. Anteriormente Jacob le explica a Alpert en que consiste la función de la isla con un monólogo muy interesante: “Imagínate que este vino es lo que no dejas de llamar “el infierno”. Tiene muchos otros nombres. “Malevolencia”. “Maldad”. “Oscuridad”.Y aquí está, dando vueltas en la botella, sin poder salir, porque si saliera, se extendería. El corcho es esta isla. Y es lo único que mantiene a la oscuridad en su sitio.“. Eso queda reflejado en la última escena, en dónde Jacob le ofrece una botella de vino tinto para que se distraiga mientras espera ab aeterno a poder salir de la isla (previamente asesinando a Jacob via un resquicio, claro). Esa escena es sensacional por cómo finaliza. Esaú no quita el corcho para beber, sino que rompe la botella siendo una clara metáfora a que si es necesario correrá sangre para que finalmente pueda marcharrse de esa isla (prisión) y pueda ser libre (por ese plano detalle del vino derramado contra la piedra). La escena también es una clara metáfora a la caja de Pandora, una caja que una vez abierta liberaba todos los males. Curiosamente, en la leyenda original, no era una caja la que encerraba el mal, sino una botella.

8 De nuevo, otro capítulo más sobre redención y manipulación (una vez más, atacando a personajes sin nada que perder y en dónde los objetos -la cruz de oro- cobran gran importancia), sobre amor y perdón, sobre dos bandos, el bien y el mal, el guardián y el preso, el progreso contra el terror.

Curiosidades:

– Cuando Ricardo es encarcelado por el accidentado asesinato del doctor, hace uso de su Bíblia para aprender inglés y ésta se muestra abierta por el capítulo 4 del Evangelio según San Lucas, el cual concierne el pasaje de “La Tentación de Jesús” que narra cómo Jesús viene del desierto y se encuentra a un hombre poseído por Satán. Curiosamente, dicha Bíblia no es católica -aunque Ricardo sí lo sea- sino protestante (una versión del Rey Jacobo).

– La forma en que Jacob le hace entrar en razón a Alpert de que no está muerto y de que es presa de la manipulación de la maldad, sumergiéndole la cabeza hasta cuatro veces, recuerda al bautismo bíblico. Las mismas veces, cuatro, son las misteriosas ráfagas que lanza el humo negro para analizar y juzgar a un Apert encadenado. Evidentemente, no lo mata porque sabe que puede ser un resquicio, como posteriormente pasaría con Ben Linus, el que es absuelto de sus pecados, “perdonado por la isla” para a posteriori ser usado como una marioneta.

– En cuanto a la nacionalidad española de Alpert, decir que existe una leyenda canaria entorno a la Isla de San Borondón, que narra la existencia de una octava isla supuestamente vista en ocasiones y cuya existencia es recogida por algunos mapas antiguos pese a estar hundida.

Por último, un par de cosas que no me han gustado del capítulo han sido, por una parte, el vaivén de acentos de los personajes hispanos (desde cubano, pasando por mejicano con algo de deje canario) y por otra, lo cual es perdonable, que no se disponga de más presupuesto por capítulo, porque algunos FX dejan bastante que desear, aunque “Lost” sabe muy bien disimular este tipo de carencias técnicas y presupuestarias. Recordemos que es una serie rodada un 80% en exteriores, y eso encarece mucho.

En fin, esto ya se acaba, quedan siete episodios y la Season Finale de dos horas. Echaremos mucho de menos “Lost” cuando esto se acabe. Básicamente porque no creo que a corto plazo salga algo de calidad similar. Mientras tanto, dejémonos llevar por esta increíble aventura existencialista.


25 Comentarios

25 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top