Cine de autor | Clásicos | Escenas

Escenas: “Un perro andaluz” (1929)

Escena mítica, representativa del surrealismo cinematográfico, del primer y excelente cortometraje de Luis Buñuel y Salvador Dalí rodado por el año 1929. La secuencia se hizo usando un ojo de vaca, y la sensación es tan realista como escalofriante.

Xavi Darko

Hastiado de los klingons y trolls que proliferaban en mi escuela secundaria, acabé mudándome a Tatooine, un lugar libre de trekkies en donde a pesar de los cansinos Tusken, abundaba el buen tiempo, el mercadeo y las carreras de vainas. La paz y la tranquilidad reinaban hasta que un buen día quedaron quebrantadas por la irrupción de un tipo peculiar cuyo perfil se ajustaba al de los tifosi radicales del AC Milan. Se hacía llamar Darth Maul y entre hostia y hostia me rebeló que era mi padre. Como buen desertor sith, decidí migrar a un planeta verde y fértil llamado Endor del cual fui posteriormente desterrado debido al incendio masivo de cabañas de unos cada día más insoportables ewoks. Sin ganas de más mamoneo intergaláctico, decidí volver al mundo real y escribir sobre cine, tanto del que adoro como del que aborrezco. Cuando me jubile espero vivir en Hill Valley y escribir críticas positivas de las cintas de Uwe Boll.

5 Comentarios

  1. Pues yo tengo entendido que Buñuel usó un ojo de vaca, y que de hecho la afeitó para hacer aparecer más tersa la piel en el plano detalle. De hecho, si te fijas en el plano, verás que todavía se ven pelos, o sea que muy bien no la afeitaron…

  2. Coño, pues yo pensaba que era con un huevo de algo (no de humano claro xD), y una cara falsa, es más juraria que alguien también me lo dijo lo del huevo.

    Cuando tenga un ratejo lo busco y lo actualizo.

    Pero ahora remirándolo, creo que es una vaca (o algo así) como dices!

  3. Pues lo he buscado en bastantes sitios webs y en todos ponen que se hizo con un ojo de vaca afeitada como muy bien dices, no sé de donde coño saqué lo del huevo, pero juro y perjuro que alguien me dijo eso, y lo peor es que me lo creí XD

    Saludos

  4. También sabía que era un ojo de vaca, igualmente la escena esta logradísima y debe ser de las más perturbadoras de la historia del cine. Es una declaración de principios.

  5. Si, está muy lograda.

    Por cierto, a mi de Buñuel me encanta un film suyo que quizás sea calificado como menor dentro de sus grandes obras pero supone, bajo mi humilde punto de vista, un absoluto divertimento macabra: “Ensayo de un crimen (1955)”. Brillante, entretenida y humor negro made in Buñuel.

    Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.