Escenas Suspense Terror

Escenas: “La niebla” (1980)

La niebla” (1980) es posiblemente una de las cintas más olvidadas e infravaloradas de la filmografía de John Carpenter. Una historia de terror rural sobre fantasmas siguiendo los cánones clásicos, con una atmósfera y una fotografía tremendamente conseguidas, actuaciones decentes (sobre todo Hal Holbrook) y con una dosificación (siempre huyendo de cualquier exceso) y una tendencia a la sugerencia que se agradece

La historia tiene lugar en Antonio Bay, un población situada en la costa de California. Mientras sus residentes se preparan para las celebraciones del centenario de la ciudad, la tripulación de un viejo barco aparece brutalmente asesinada. Al mismo tiempo, en el mar, una misteriosa niebla que oculta un mortífero secreto comienza a desplazarse inexorablemente cada noche hacia la playa. Según una leyenda local, estos extraños sucesos están, aparentemente, relacionados con un terrible acontecimiento sucedido hace cien años. A medida de que, por fin, el día del centenario se aproxima el horror se acerca a su clímax.

La escena que abre el film (tras una cita de Poe que le va como anillo al dedo) es capaz de en menos de cuatro minutos y mediante una ghost story de esas que se cuentan a la luz de una hoguera, dar muestras de las verdaderas intenciones del film.

Un viejo lobo de mar -fantástico John Houseman- contando la leyenda del barco Elizabeth Dane a un grupo de chicos que rodean el fuego. ¿Cuántas películas salen airosas al plasmar en pantalla una buena historia, de esas que se cuentan al calor de una hoguera?. Más bien pocas, pero ésta es una de ellas. Disfruten de esta escena antológica que demuestra cuán inquietante puede ser la palabra.


5 Comentarios

5 comentarios

  1. Pliskeen

    30/05/2010 at 19:52

    Con poco, consigue mucho. Cierto es que es de las más olvidadas junto a “El príncipe de las tinieblas”

    Saludos 😉

  2. Xavi Darko

    30/05/2010 at 21:45

    A mi es una peli que pese a su ajustado presupuesto me parece una maravilla de terror a la vieja usanza, con un trabajo en la creación de la atmósfera fantástico (es un personaje más) y un control del tempo brutal. Lástima que Carpenter ya no sea tan prolífico ni tan acertado actualmente.

    Saludos

  3. Ramón

    31/05/2010 at 10:39

    A pesar de que Carpenter me entusiasma no he visto esta película, pero su prólogo me ha cautivado, todo un ejemplo de excelente planificación y tempo.

    Saludos !!!

  4. La Perse

    31/05/2010 at 18:36

    Pues lo cierto es que ésta es una de mis pelis favoritas de Carpenter. Sobria, sugerente, fantasmagórica, muy contenida pero no falta de ritmo ni de tensión. A mí me parece una joyita que también reivindiqué en su día… Y que me alegra haber recordado de nuevo.

    Saludines.

  5. Xavi Darko

    31/05/2010 at 20:39

    Hola a ambos,

    Ramón, yo en su día la vi y me encantó. Si te gusta Carpenter, recomendada 100%. Me compré hace años la edición especial en dvd, la cual también está muy bien. En cuanto al prólogo, pues qué decir, una maravilla jeje.

    La Perse, quizás una de las cosas que me guste más de “La niebla” es cómo prepara el terreno, cómo juega con la atmósfera y como si fuera una verdadera niebla, poco a poco el terror gana terreno, pero siempre lentamente y de forma muy sugerente. Me alegro que te haya gustado revisionar el prólogo inicial jeje 🙂

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top