Escenas Suspense

Escenas: “Cortina rasgada” (1966)

torn_curtain_BRMichael Armstrong (Paul Newman) es un físico norteamericano que viaja a la República Democrática Alemana con Sarah Sherman (Julie Andrews), su novia y secretaria. Una vez allí decide solicitar asilo político. En realidad, ha fingido ser un desertor y traicionar a su patria con el fin de acceder a un prestigioso investigador de la Alemania Occidental, y poder así obtener datos sobre una peligrosa tecnología nuclear soviética.

Muy en la línea de la posterior “Frenesí” (1972) aunque sin llegar a su incuestionable calidad, este film de Hitchcock es sin duda uno de los títulos más violentos (y olvidados) dentro de su filmografía. Aquí nos encontramos a un Hitchcock sin Herrmann acompañando sus escenas -aunque existe una BSO no oficial del compositor para este film-, sin la elegancia de los personas de otras propuestas y con una pareja que sinceramente poca química tenía (Newmann y Julie Andrews).

Eso si, “Cortina rasgada” (1966) tiene una de mis escenas favoritas del maestro del suspense. El film ofrece una escena de asesinato dotada de una tremenda fisicidad (por momentos parece casi bressoniana) y que personalmente me recuerda a la posterior “No matarás” (Krzysztof Kieslowski, 1988), en cuanto a mostrar en imágenes la dificultad que conlleva asesinar a alguien. Hitchcock que venía del cine mudo, siempre ha contado más con imágenes que con palabras y he aquí un ejemplo. Una primera parte de la secuencia en donde el diálogo marca el ritmo y la pauta (que seguro que le encanta a Quentin Tarantino) para entrar posteriormente en otra parte practicamente muda y física.

En esta escena también vemos como el cineasta inglés -sin enfatizarla musicalmente- controla eficazmente la tensión y el ritmo in crescendo con un acabado simplemente perfecto y con un montaje de aupa. Espero que la disfrutéis:


2 Comentarios

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top