Acción | Artes Marciales | Asiático | Escenas

Escenas: “Flash Point” (2007)

Escena de FlashpointEl inspector de policía Ma (Donnie Yen), cuyas violentas maneras le han valido la apertura de un expediente, se encuentra asignado a un caso de tráfico de drogas. Infiltrado en la banda, su colega Wilson (Collin Chou) ha logrado la detención de uno de sus miembros pero, con dos hombres todavía en libertad, mantener la seguridad dará lugar a un rosario de trepidantes persecuciones y furibundos combates.

Desde el éxito de la notable trilogía “Infernal Affairs” y de los films de género de la Milkyway firmados por el gran Johnnie To, no paran de surgir propuestas en clave de thriller de lo más interesante dentro del reciente cine asiático. En esta ocasión tenemos un producto claramente inferior a otros como “A dirty carnival“, “Man From Nowhere“, “I’m a Dad“, “Memories of murder” o la maestra “I saw the devil” por citar unos ejemplos, pero no por ello del todo desdeñable.

Años antes de regalarnos la maravillosa saga de “Ip man“, Wilson Yip rodó “Flash point“, un thriller irregular aunque aceptable que une acción hiperboleizada (como tanto les gusta a los hongkoneses) con toques de peculiar humor. Nos encontramos con la típica historia de infiltrados (posiblemente una de las tramas más manidas dentro del cine asiático) pero que sin embargo posee unos personajes no tan estereotipados como en otros productos carne de videoclub, y recuerdan por su sentido de la amistad y del honor a los vistos en el cine de John Woo (“The killer“, “A better tomorrow” o “Hard boiled“).

Flash point” no engaña a nadie. Es una película absolutamente honesta con el espectador. Son 90 minutos llenos de acción, coreografías trepidantes (tan elaboradoras como contundentes), situaciones de humor bastante bien resueltas y un Donnie Yen simplemente sensacional. No busquemos otro “Election” aquí, esto es lo que hay y el film es consciente de ello. Os dejo con el antológico duelo entre el citado Yen y Collin Chou de nada más y nada menos que ocho minutos. Espero que lo disfrutéis.

Xavi Darko

Hastiado de los klingons y trolls que proliferaban en mi escuela secundaria, acabé mudándome a Tatooine, un lugar libre de trekkies en donde a pesar de los cansinos Tusken, abundaba el buen tiempo, el mercadeo y las carreras de vainas. La paz y la tranquilidad reinaban hasta que un buen día quedaron quebrantadas por la irrupción de un tipo peculiar cuyo perfil se ajustaba al de los tifosi radicales del AC Milan. Se hacía llamar Darth Maul y entre hostia y hostia me rebeló que era mi padre. Como buen desertor sith, decidí migrar a un planeta verde y fértil llamado Endor del cual fui posteriormente desterrado debido al incendio masivo de cabañas de unos cada día más insoportables ewoks. Sin ganas de más mamoneo intergaláctico, decidí volver al mundo real y escribir sobre cine, tanto del que adoro como del que aborrezco. Cuando me jubile espero vivir en Hill Valley y escribir críticas positivas de las cintas de Uwe Boll.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.