In Memoriam

Jennifer Jones y Brittany Murphy nos dejan

jjones_bmurphyEstos días han sido tristes para el cinéfilo. Por un lado, la estupenda Jennifer Jones, inolvidable en su papel de Perla Chávez en “Duelo al sol” (1946) de King Vidor, con ese final tan mítico junto a Gregory Peck, falleció hace pocos días a la edad de 90 años.

También la pudimos ver en otras cintas como “La canción de Bernadette” (1943) de Henry King, “El coloso en llamas” (1974) de John Guillermin e Irwin Allen, “Estación Termini” (1953) de Vittorio De Sica, “Carrie” (1952) de William Wyler o “Madame Bovary” (1949) de Vincente Minnelli, entre otras. Una actriz que aunaba presencia y belleza.

Por otro lado, ayer falleció sorprendentemente la joven actriz Brittany Murphy, a la edad de 32 años, debido a un paro cardíaco. La pudimos ver en cintas como “Cherry Falls” (2000) de Geoffrey Wright, “Inocencia interrumpida” (1999) de James Mangold, “Sin city” (2005) de Robert Rodríguez y Frank Miller o “8 millas” (2002) de Curtis Hanson.

Como pasó en el caso de Ledger, tiene proyectos actualmente en post-producción, como la última cinta de Stallone “The Expendables” (2010) entre otras, por tanto, la podremos ver todavía en pantalla en alguna que otra película más. Un actriz que a pesar de no haber hecho papeles de considerable peso, solía ser competente en pantalla y era muy querida dentro del sector adolescente.

Dos grandes pérdidas, descansen en paz.

Xavi Darko

Hastiado de los klingons y trolls que proliferaban en mi escuela secundaria, acabé mudándome a Tatooine, un lugar libre de trekkies en donde a pesar de los cansinos Tusken, abundaba el buen tiempo, el mercadeo y las carreras de vainas. La paz y la tranquilidad reinaban hasta que un buen día quedaron quebrantadas por la irrupción de un tipo peculiar cuyo perfil se ajustaba al de los tifosi radicales del AC Milan. Se hacía llamar Darth Maul y entre hostia y hostia me rebeló que era mi padre. Como buen desertor sith, decidí migrar a un planeta verde y fértil llamado Endor del cual fui posteriormente desterrado debido al incendio masivo de cabañas de unos cada día más insoportables ewoks. Sin ganas de más mamoneo intergaláctico, decidí volver al mundo real y escribir sobre cine, tanto del que adoro como del que aborrezco. Cuando me jubile espero vivir en Hill Valley y escribir críticas positivas de las cintas de Uwe Boll.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.