Suspense | Terror | Trailers

Freddy ha vuelto!

pesadillaelmstreetParece que Michael Bay sigue con la intención de actualizar clásicos de terror por la vía del remake, por ahora, con resultados de lo más dispar. Por un lado tenemos la muy interesante “La matanza de Texas” (2003), dirigida por Marcus Nispel, un film mucho más comercial que el original pero con elementos a destacar, o la también interesante (a pesar de su guión) “Viernes 13” (2009) todo un claro homenaje al slasher de los 80 con sangre y sexo a partes iguales, sin demasiadas pretensiones.

Por otro lado, tenemos la nueva versión de “Carretera al infierno” (2007), que aunque Sean Bean esté bien en su papel (ni mucho menos tan inquietante como Rutger Hauer), finalmente deja la sensación de ser un film realmente flojo y que no llega ni a la suela del zapato al original de Robert Harmon.

Tras fracasar (por ahora) en su intento por producir un remake de esa obra maestra llamada “Los pájaros” (1963) (menos mal), ahora le toca el turno a “Pesadilla en Elm Street” (1984) de Wes Craven, cuyo remake se estrena en 2010. El siempre excelente Jackie Earle Haley sustituye a Robert Endglund en el papel de malvado. Dirige y debuta en cine Samuel Bayer, que proviene del mundo del videoclip.

La sinopsis del film será casi idéntica a su film homónimo: Una adolescente tiene una horrible pesadilla en donde es perseguida por un extraño tipo que lleva un jersey rojo y verde, un sombrero y un guante con cuchillas en su mano derecha. Él la persigue por un cuarto de calderas que parece no acabar, hasta que la atrapa y ella despierta gritando. El día siguiente descubre que su amiga tuvo el mismo sueño.

Espero que como se hizo en la impecable “Halloween” (2007) de Rob Zombie, se indague en el tortuoso pasado de Freddy. Veremos a ver como sale la cosa. Os dejo con el trailer de este remake:

Xavi Darko

Hastiado de los klingons y trolls que proliferaban en mi escuela secundaria, acabé mudándome a Tatooine, un lugar libre de trekkies en donde a pesar de los cansinos Tusken, abundaba el buen tiempo, el mercadeo y las carreras de vainas. La paz y la tranquilidad reinaban hasta que un buen día quedaron quebrantadas por la irrupción de un tipo peculiar cuyo perfil se ajustaba al de los tifosi radicales del AC Milan. Se hacía llamar Darth Maul y entre hostia y hostia me rebeló que era mi padre. Como buen desertor sith, decidí migrar a un planeta verde y fértil llamado Endor del cual fui posteriormente desterrado debido al incendio masivo de cabañas de unos cada día más insoportables ewoks. Sin ganas de más mamoneo intergaláctico, decidí volver al mundo real y escribir sobre cine, tanto del que adoro como del que aborrezco. Cuando me jubile espero vivir en Hill Valley y escribir críticas positivas de las cintas de Uwe Boll.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.