Acción | Adapt. cómic | Aventuras | Drama | Escenas

Escenas: “Spider-man” (2002)

Os dejo con el memorable final (el epílogo con el arácnido saltando y acabando cogido de una gran bandera yanqui prefiero ignorarlo) de la excelente e infravalorada cinta de Sam Raimi en donde Harry Osborn (James Franco) da fe de su rencor por la muerte de su padre, Peter Parker (Tobey Maguire) empieza a ser consciente de que ser Spider-man afecta a su entorno (a aquellos que más quiere), y una encantadora Mary Jane Watson (Kirsten Dunst) declara abiertamente sus sentimientos recibiendo un sorprendente no por respuesta a pesar del profundo amor que siente él hacia ella. Un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Ésa es su virtud y su maldición.

Xavi Darko

Hastiado de los klingons y trolls que proliferaban en mi escuela secundaria, acabé mudándome a Tatooine, un lugar libre de trekkies en donde a pesar de los cansinos Tusken, abundaba el buen tiempo, el mercadeo y las carreras de vainas. La paz y la tranquilidad reinaban hasta que un buen día quedaron quebrantadas por la irrupción de un tipo peculiar cuyo perfil se ajustaba al de los tifosi radicales del AC Milan. Se hacía llamar Darth Maul y entre hostia y hostia me rebeló que era mi padre. Como buen desertor sith, decidí migrar a un planeta verde y fértil llamado Endor del cual fui posteriormente desterrado debido al incendio masivo de cabañas de unos cada día más insoportables ewoks. Sin ganas de más mamoneo intergaláctico, decidí volver al mundo real y escribir sobre cine, tanto del que adoro como del que aborrezco. Cuando me jubile espero vivir en Hill Valley y escribir críticas positivas de las cintas de Uwe Boll.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.