Drama Escenas Western

Escenas: “Pequeño gran hombre” (1970)

Tras el fallecimiento de Arthur Penn hace apenas dos días, he querido rendir mi tributo al maestro con una escena que quizás no es la típica que se destaca de este realizador (no es el tiroteo de “Bonnie & Clyde” o la escena de los coches en “La jauría humana“) pero que resulta no menos sensacional. La escena es el final del film, así que quedáis advertidos aquellos que no hayáis visto la película. También decir que no es la única que postearé de este director, el cual no había tratado en exceso en este blog y eso es algo a lo que hay que ponerle remedio.

Jack (Dustin Hoffman) se refugia en la tienda de Old Lodge Skins (al que llama abuelo). El viejo jefe le dice que quiere terminar con su vida y se dirige a una colina cercana junto con él; allí se comunica con el Gran Espíritu, dándole las gracias por todo lo que le ha otorgado en vida y pidiéndole que cuide de su hijo y que termine con su vida. Lo único que logra es un chaparrón que lo empapa completamente. El viejo jefe suspira y dice: “Algunas veces la magia funciona, en cambio en otras no lo hace“. Luego deciden regresar juntos a la tienda para cenar.

Un film en donde se cede la palabra a los indios, convirtiéndolos en verdaderos protagonistas de la historia (algo no demasiado habitual por aquella época) y restando total importancia a la victoria del hombre blanco a costa de sangre y sufrimiento humano. Un film un tanto infravalorado y olvidado que sin embargo rezuma naturalismo y mensaje por los cuatro costados, que posee un guión ciertamente interesante y que sirvió de inspiración a otras cintas posteriores como “Bailando con lobos” de Kevin Costner.

Os dejo con la magnífica escena. “Hoy es un buen día para morir“.


3 Comentarios

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top