Clásicos | Escenas

Escenas: “Octubre” (1928)

octoberHoy os dejo una de las muchas escenas (porque no se puede toda la película) de una de las obras maestras más monumentales de la historia: “Octubre” de ese genio llamado Sergei M. Eisenstein, uno de las teóricos rusos del montaje junto a Vertov.

De hecho, su cine se basa sobre todo en la post-producción y sus films, entre ellos “La huelga“, “Octubre” o la enorme “El acorazado Potemkin“, suponen un ejemplo de ritmo, uso musical y montaje espléndido.

Una de las más famosas de la cinta es la que transcurre en el puente (metáfora de pirámide) con un montaje absolutamente alucionante y avanzado a su época.

Octubre” es una cinta radical, moderna, visionaria y sobretodo un film que -junto a “El acorazado Potemkin“- atesora muchas de las bases del montaje cinematográfico. Una rotunda obra maestra de Eisenstein.

Os dejo con la secuencia:

Xavi Darko

Hastiado de los klingons y trolls que proliferaban en mi escuela secundaria, acabé mudándome a Tatooine, un lugar libre de trekkies en donde a pesar de los cansinos Tusken, abundaba el buen tiempo, el mercadeo y las carreras de vainas. La paz y la tranquilidad reinaban hasta que un buen día quedaron quebrantadas por la irrupción de un tipo peculiar cuyo perfil se ajustaba al de los tifosi radicales del AC Milan. Se hacía llamar Darth Maul y entre hostia y hostia me rebeló que era mi padre. Como buen desertor sith, decidí migrar a un planeta verde y fértil llamado Endor del cual fui posteriormente desterrado debido al incendio masivo de cabañas de unos cada día más insoportables ewoks. Sin ganas de más mamoneo intergaláctico, decidí volver al mundo real y escribir sobre cine, tanto del que adoro como del que aborrezco. Cuando me jubile espero vivir en Hill Valley y escribir críticas positivas de las cintas de Uwe Boll.

2 Comentarios

  1. Ví “El acorazado Potemkin hace relativamente poco y me llevé una agradabilísima sorpresa. No podía salir de mi estupefacción al ver imágenes tan impactantes como aquellas. La fuerza y, como dices, la modernidad de esa película, me dejaron pasmado.

    No puedo comprender cómo es posible que, hace 80 años y con los medios de los que disponían, se pudiese hacer algo tan increíble y que, ahora, casi todo sea desperdicio.

    Evidentemente, el ansia y la exploración de un medio tan nuevo como era el cine, serviría de vehículo para los genios que, de repente, se encontraron con una nueva herramienta de expresión.

    Ahora, cualquiera hace cine.

    Gracias por este regalo para los sentidos.

    Un saludo.

  2. Eisenstein era un genio y su cine digno de estudio.

    Sus pelis son una genialidad en todos los sentidos pero ante todo el imparable montaje es moderno aún hoy en día.

    De acuerdo con todo lo que dices.

    Por cierto, De Palma homenajeó a este hombre en Los intocables de Eliott Ness en la celebrada escena de las escaleras.

    Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.