Acción | Ciencia Ficción | Escenas | Suspense

Escenas: “El libro de Eli” (2010)

Por muchas críticas negativas que haya tenido “El libro de Eli“, no creo que sea una película tan floja y mediocre como algunos apuntan, al menos, no tan tremendamente nefasta.

Es cierto que no inventa nada ni aporta demasiado al género y su tufillo católico puede resultar poco soportable, pero es innegable que tanto el look de la película (una fotografía espléndida), una dirección eficaz de los Hughes brothers, además de apostar por rodar un film apocalíptico en clave de western o chambara asiático, tienen su mérito.

Para situarse, Eli (Denzel Washington) y su compañera van hacia el oeste en busca del lugar desde el que empezará todo (un viaje que recuerda un poco – salvando las evidentes distancias- al de otras cintas como “Hijos de los hombres“), escapando del grupo de Carnegie (Gary Oldman), un tipo obsesionado en conseguir un libro en concreto que justamente guarda Eli en su mochila. En el camino, Eli divisa una casa y antes de entrar son recibidos por una pareja de ancianos con oscuros secretos. Acto seguido, aparece Carnegie y su banda y entonces empiezan a detrozarlo todo con todo su arsenal. Cualquier cosa para conseguir tan ansiado libro.

Os dejo con justamente esa escena del tiroteo a la casa, que a mi personalmente me encanta. Vale, es un falso plano secuencia con sus trucajes, pero no deja de resultar alucinante.

Xavi Darko

Hastiado de los klingons y trolls que proliferaban en mi escuela secundaria, acabé mudándome a Tatooine, un lugar libre de trekkies en donde a pesar de los cansinos Tusken, abundaba el buen tiempo, el mercadeo y las carreras de vainas. La paz y la tranquilidad reinaban hasta que un buen día quedaron quebrantadas por la irrupción de un tipo peculiar cuyo perfil se ajustaba al de los tifosi radicales del AC Milan. Se hacía llamar Darth Maul y entre hostia y hostia me rebeló que era mi padre. Como buen desertor sith, decidí migrar a un planeta verde y fértil llamado Endor del cual fui posteriormente desterrado debido al incendio masivo de cabañas de unos cada día más insoportables ewoks. Sin ganas de más mamoneo intergaláctico, decidí volver al mundo real y escribir sobre cine, tanto del que adoro como del que aborrezco. Cuando me jubile espero vivir en Hill Valley y escribir críticas positivas de las cintas de Uwe Boll.

3 Comentarios

  1. A nivel de guión la película cojea, pero gracias al increíble empaque visual y al gran Oldman se convierte en un divertimento disfrutable.
    La escena que has puesto, asombrosa, de lo mejor del film.

    Saludos !!

  2. Tengo que verla, la tengo en mi videoteca para pasar una tarde “apocaliptica”. La verdad que estos filmes a mi me apasionan sobre todo por el escenario en el que se encuentran. Estoy seguro que el libro de Eli no me va a decepcionar.

  3. Hola fran,

    La película no está mal, visualmente es cojonuda y tiene escenas muy chulas (los Hughes saben rodar). En cuanto a la trama, hay cosas que se tambalean y su marcado tufillo religioso puede molestar a más de uno.
    Cuando la veas, la comentamos.

    Ramón, totalmente de acuerdo, Oldman haciendo de si mismo (el malo chalado que tantas veces ha interpretado) es de lo mejorcito del film.

    Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.