Asiático | Escenas

Escenas: “Chungking Express” (1994)

c_expressUno de mis films asiáticos favoritos es sin duda “Chungking Express”. Una obra inclasificable, absolutamente deudor de la mejor nouvelle vague, conteniendo todo lo mejor del cine Wong Kar Wai – sin la extrema perfección de sus dos últimas obras pero con más frescura-, un uso del tempo fantástico, una fotografía de Christopher Doyle increíble, una selección musical para quitarse el sombrero (The mamas & the papas, The Cranberries, etc…) y dos historias interesantísimas sobre amor y desamor (la tercera era la, convertida posteriormente en film, “Fallen Angels“) que tienen mucho más en común de lo que aparenta a simple vista.

Takeshi Kaneshiro encarna a un entrañable friki de las latas de piña (obsesionado con las fechas de caducidad), Brigitte Lin aporta sensualidad y misterio, Tony Leung mucho oficio (como siempre) y Faye Wong es directamente media película. Una especie de Jean Seberg a la asiática, cuyo personaje se ha convertido en un icono del cine hongkonés de los 90.

Os dejo con una de esas escenas pop de Kar-Wai que tanto me gustan y que, en este caso, expresa muy bien el éxtasis del enamoramiento y de la felicidad por vivir (y jugar), acompañado por el tema “Dream Person”, una versión de la canción de ‘The Cranberries’ a cargo de la propia Faye Wong. Impagable la escena de la búsqueda de pelos con lupa xD

Xavi Darko

Hastiado de los klingons y trolls que proliferaban en mi escuela secundaria, acabé mudándome a Tatooine, un lugar libre de trekkies en donde a pesar de los cansinos Tusken, abundaba el buen tiempo, el mercadeo y las carreras de vainas. La paz y la tranquilidad reinaban hasta que un buen día quedaron quebrantadas por la irrupción de un tipo peculiar cuyo perfil se ajustaba al de los tifosi radicales del AC Milan. Se hacía llamar Darth Maul y entre hostia y hostia me rebeló que era mi padre. Como buen desertor sith, decidí migrar a un planeta verde y fértil llamado Endor del cual fui posteriormente desterrado debido al incendio masivo de cabañas de unos cada día más insoportables ewoks. Sin ganas de más mamoneo intergaláctico, decidí volver al mundo real y escribir sobre cine, tanto del que adoro como del que aborrezco. Cuando me jubile espero vivir en Hill Valley y escribir críticas positivas de las cintas de Uwe Boll.

1 Comentario

  1. Hermosa escena de mi película preferida de este director. El cover musical es muy bueno. Viéndola nuevamente me hizo recordar algo que se ha perdido, cierta frescura, en Wong Kar Wai. Gracias por este recuerdo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.