Ciencia Ficción Drama Escenas

Escenas: “Abre los ojos” (1997)

abrelosojosHeredero de una considerable fortuna, bien parecido y con éxito entre las mujeres, César es un joven a quien la vida le sonríe. Una noche, Pelayo, su mejor amigo, le presenta a Sofía, de quien César se enamora al instante. Esa misma noche, Nuria, la última chica con la que César había mantenido una relación y que sigue aferrada a él de forma obsesiva, se ofrece para acompañarlo a casa. En el transcurso del trayecto, Nuria gira el volante y lanza el coche por un precipicio en cuyo fondo se inicia para César la peor pesadilla que podía imaginar.

Tras el éxito que supuso la excelente “Tesis”, Alejandro Amenábar se puso manos a la obra con un nuevo y ambicioso proyecto que se movía entre el thriller psicológico y la ciencia-ficción (en algunos detalles es innegable que bebe de cintas como “Desafío Total” (1991)). En “Abre los ojos” encontramos elementos del género tales como el juego entre realidad y sueño (la interposición de la realidad virtual con el mundo real), el infortunio de un personaje rico por fuera pero pobre por dentro, la pesadilla infinita, la espiral de giros imposibles, la melancolía teñida de sufrimiento y recuerdos inestables, la dualidad de personajes, el tormento que desencadena la imposibilidad de alcanzar el amor, la superficialidad de nuestros tiempos y los espejos que dibujan aquellos rostros que deseamos volver a ver.

Sin duda una de las mejores escenas que dio el cine español en el año 1997 son los seis primeros e inquietantes minutos del film que comentamos en estas líneas, donde vemos como un Eduardo Noriega despierta solo en su apartamento y tras ducharse, vestirse y coger el coche para salir fuera, descubre una ciudad absolutamente desierta. Y es que esa Gran Vía fantasmagórica sin un alma ya forma parte del imaginario cinéfilo patrio. En los siguientes minutos, se repite esta misma estructura pero ya fuera de un entorno onírico. Toda una declaración de intenciones por parte de Amenábar. Como curiosidad decir que en el plano de la Gran Vía madrileña vacía vemos al fondo cómo la calle ha sido cortada y arriba a una señora asomarse de un balcón. Amenábar se dio cuenta de esto más tarde pero decidió no borrarla digitalmente para su edición en dvd.

Os dejo la escena reescalada a 720p, mejorado el brillo, el contraste y el sonido y añadido un poco de enfoque. Si deciden editarla en Blu-Ray (que creo que están en ello), necesitará una buena remasterización ya que en el máster del dvd se aprecian a veces rayas, alguna manchas, poca definición y la compresión podría ser mejor. Un film notable que a pesar de alguna actuación un tanto floja (Noriega y Cruz) posee suficientes ingredientes (estupenda dirección, montaje y música) como para que los espectadores aficionados al buen thriller disfruten de lo lindo. En cuanto al remake americano que responde al título de “Vanilla sky”, no perdáis el tiempo.


Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top