Adapt. cómic | Animación | Drama

“Desde la colina de las amapolas”, lo nuevo de Ghibli

Apenas meses después del estreno nacional de la maravillosa “Arrietty y el mundo de los diminutos“, film debut de Hiromasa Yonebayashi con guión del gran Hayao Miyazaki, nos llegan nuevas notícias del Studio Ghibli. Si ya en su día nos hicimos eco del trailer japonés, del libro de arte y de las dos ediciones de la banda sonora (una con la voz de Aoi Teshima y la otra con sólo la música del compositor Satoshi Takebe), ahora se une el cartel francés (que se puede ver en la cabecera del post) al primer póster japonés de “Desde la colinas de las amapolas“, el nuevo film animado de Goro Miyazaki, tras la muy mejorable “Cuentos de Terramar“.

El film se basa en el manga shojo de Tetsuo Sayama y Chizuru Takahashi, adaptado por su padre Hayao Miyazaki. Ambientada en los años 60, la historia gira en torno a Umi Matsuzaki, una joven de Yokohama, que intenta salir adelante tras la desaparición de su padre en un accidente marítimo y la ausencia de su madre, fotógrafa, que está viajando constantemente. Umi debe cuidar a sus hermanos, mientras que regenta la casa de huéspedes de sus padres, y colabora en el periódico de la escuela.

En Japón se estrenó a mediados de Abril, aquí como suele ser habitual en cutrelandia todavía está sin fecha de estreno. Seguramente la distribuya Aurum, como hasta ahora ha venido haciendo con el resto de la colección Studio Ghibli. En países como Francia, Bélgica o Suiza se estrena en Enero de 2012. Esperemos que por esas fechas también podamos disfrutarla en nuestra querida península.

Xavi Darko

Hastiado de los klingons y trolls que proliferaban en mi escuela secundaria, acabé mudándome a Tatooine, un lugar libre de trekkies en donde a pesar de los cansinos Tusken, abundaba el buen tiempo, el mercadeo y las carreras de vainas. La paz y la tranquilidad reinaban hasta que un buen día quedaron quebrantadas por la irrupción de un tipo peculiar cuyo perfil se ajustaba al de los tifosi radicales del AC Milan. Se hacía llamar Darth Maul y entre hostia y hostia me rebeló que era mi padre. Como buen desertor sith, decidí migrar a un planeta verde y fértil llamado Endor del cual fui posteriormente desterrado debido al incendio masivo de cabañas de unos cada día más insoportables ewoks. Sin ganas de más mamoneo intergaláctico, decidí volver al mundo real y escribir sobre cine, tanto del que adoro como del que aborrezco. Cuando me jubile espero vivir en Hill Valley y escribir críticas positivas de las cintas de Uwe Boll.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.