Premios Goya Reflexiones / Críticas

Apuntes sobre la gala de los goya 2010

Cuando vienen unos premios de la academia (ya sea la española o la yanqui) es inevitable pensar en las ausencias y las injustícias, pero por una vez vamos a dejar de lado eso, y centrémonos en lo que dio de sí la gala.

En esta ocasión, fue presentada por el humorista catalán Andreu Buenafuente, que en algunos momentos estuvo acertado y en otros no tanto, pero que en el fondo se mostró muy descafeinado, con un discurso muy light, algo edulcorado y poco ácido. Durante la gala pocas carcajadas consiguió arrancar, sinceramente.

Como pasa en este tipo de eventos, hacia el final la gala se hizo un poco larga, aunque mucho menos que en años anteriores, en buena parte por quitar la publicidad y algunos sketches musicales o humorísticos de años pasados que lo único que lograban era cortar el ritmo de ésta.

En la gala hubo tres momentos culminantes: El discurso de Álex de la iglesia, el goya entregado a Antonio Mercero y la reconciliación de Almodóvar con la Academia. El discurso del presidente fue directo, humilde y verdaderamente honesto. Sin usar un léxico rebuscado ni cosas por el estilo, De la iglesia puso los puntos sobre las íes, mostrándose crítico (en el buen sentido) con su gremio y recordando quienes realmente son: trabajadores. A la vez hizo un llamamiento a las autoridades para ayudar y apoyar el cine español y de paso denunciar la falta de oportunidades de tantos y tantos cineastas en España. Era la nota de denuncia que necesitaba la gala, entre tanta fiesta y premio. Fue un discurso para ratificar que en España existe el talento, le pese a quien le pese, y deben dejar florecer ese talento y promoverlo. Un discurso en busca de la humildad y el entusiasmo para seguir haciendo buen cine. Para mi gusto, el mejor presidente que ha tenido la Academia en años, un tipo que no solo sabe de cine sino que resulta sumamente cercano y cálido con los de su gremio.

El goya honorífico entregado a Antonio Mercero fue el momento más emotivo de la noche, sin lugar a dudas. El cineasta que no pudo asistir a la gala por estar enfermo de Alzheimer, recibió en su casa de manos de Álex De la iglesia el ansiado premio. Álex le dedicó el premio con un discurso cálido y sincero hacia él. Un Goya bien merecido para uno de los cineastas más importantes de la televisión española.

La vuelta a los premios Goya de Pedro Almódovar fue toda una sorpresa y consiguió que los asistentes a la gala acabaran levantándose de sus butacas con un interminable aplauso. Almodóvar con su característica labia, explicó el plan de De la iglesia por sorprenderlos a todos y el camino de éste hasta conseguir que aceptarse la propuesta. Volvía Almodóvar y encima para dar el premio más importante de la noche. Otra gran decisión de Álex De la iglesia.

Del resto de la gala me gustó también el regreso momentáneo de Rosa María Sardà (la mejor presentadora que ha tenido estos premios), que “Celda 211” haya triunfado como la gran película que es -goyas cantados para Luis Tosar y Daniel Monzón-, que Xavi Giménez -uno de los mejores directores de fotografía de este país- al fin se haya llevado el goya a la mejor fotografía, que “Ágora” haya conseguido merecidamente los premios a mejor dirección artística, mejor maquillaje y Peluquería y mejor diseño de Vestuario, que Alberto Iglesias se lleve su enésimo goya por su magnífico score de “Los abrazos rotos“, que “La Dama y la Muerte” ganara a mejor cortometraje de animación y que “El secreto de sus ojos” se llevara dos mercecidos goyas (magnífico film de Campanella con una Soledad Villamil inolvidable).


2 Comentarios

2 comentarios

  1. Ramón

    15/02/2010 at 13:49

    De acuerdo con todo. Me pareció una de las mejores Galas que han tenido los Premios. De La Iglesia ofreció un discurso de lo más honesto y sincero, con verdades como puños. El premio a Mercero y el regreso de Almódovar fue lo más emoiconante de la noche, aunque seguro que los programas de cotillón exprimirán mucho más el que Bardem y Cruz aparecieran oficialemnte juntos en un acto.
    Los premios bien repartidos, aunque al film de Campanella lo habría premiado con algún cabezón más.

    Saludos 😉

  2. Xavi Darko

    15/02/2010 at 14:59

    Hola,

    Como comentamos en su día, uno de los puntos negros de las nominaciones fue nominar a mejor actriz revelación a Soledad Villamil, una actriz con una trayectoria brutal, pero bueno.

    Sobre la gala, estuvo bien. Sí, quizás el film de Campanella merecía más, en eso te doy la razón.

    “Celda 211” me pareció una cinta realmente notable, pero un tanto inverosímil en ciertos momentos, pero bueno. Por cierto, el goya a Alberto Ammann fue un poco regalito xD.

    Eso si, me alegro mucho que a Raúl Arévalo le dieran el goya,pedazo de actor!.

    Un saludo tio 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top