Acción Adapt. cómic Drama

Retrotrailers: “Spider-man” (2002)

sp1Peter Parker (Tobey Maguire) es un tímido estudiante de preparatoria, intelectualmente brillante pero poco hábil socialmente. Él vive en el vecindario de Forest Hills, en el distrito neoyorquino de Queens junto a sus tíos Ben (Cliff Robertson) y May (Rosemary Harris). Peter a su vez está enamorado de su vecina Mary Jane Watson (Kirsten Dunst) pero es demasiado tímido para acercársele. Peter cuenta con su mejor amigo, Harry Osborn (James Franco), quien lo defiende siempre de las burlas de sus compañeros de la escuela y es hijo de Norman Osborn (Willem Dafoe), presidente de la manufacturera de guerra Oscorp, que provee armas al Ejército de los Estados Unidos.

Durante una visita a un laboratorio de genética de la Universidad de Columbia es mordido por una araña genéticamente modificada, esto provoca en él un cambio que le otorga poderes sobrehumanos arácnidos: fuerza proporcional a la de una araña, capacidad de adherirse a las paredes, capacidad para segregar y lanzar redes similares a las telarañas por las manos y un «sentido arácnido» que le advierte de los peligros que le pueden acechar.

Antes de que se estrene la secuela de ese bodrio monumental llamado “The amazing Spider-man” en donde Peter Parker es un fake nerd que viaja en longboard, diseña cierres automáticos de puertas totalmente inútiles y busca arañas en Bing, rescato el trailer original -reescalado a 1080p y con una calidad superior a cualquier vídeo relacionado en YouTube u otros- de la primera (y muy reivindicable) “Spider-man” perteneciente a la saga original firmada por Sam Raimi. Una cinta que, a pesar de que sus FX han envejecido algo mal, el tiempo se ha encargado de ponerla en su sitio. Siempre he afirmado que lo más interesante del film (y de esta primera saga) es ver como evolucionan los tres personajes principales de forma tan gradual y progresiva, y como se construyen sus vínculos emocionales: odio, renuncia, rencor, amor, compromiso y responsabilidad. Mientras que otras cintas del subgénero buscan el espectáculo pirotécnico sin parar demasiada atención a algo tan básico como es la narración, en “Spider-man” priman las relaciones entre personajes a la acción pura y dura, consiguiendo que el espectador empatice con ellos (nos importa lo que les pase en pantalla y existe una química especial entre Tobey Maguire y Kirsten Dunst que resulta esencial para el transcurso de la historia) y se sienta identificado con sus vivencias, con su lado más humano y emocional.

Su visión cercana y personal alejada de todo tremendismo unido a un sentido del ritmo estupendo y a una puesta en escena de corte clásico, -es innegable que tiene cierto sabor añejo- hacen de esta primera aventura del trepamuros una excelente cinta de superhéroes que se vería incluso superada por la modélica “Spider-man 2”. Además cuenta con una historia estupendamente narrada y muy bien estructurada, cuyos personajes jamás resultan desdibujados, que emociona honestamente sin caer en exceso en la manipulación y que aborda temas tales como el autodescubrimiento, la responsabilidad del poder, la renuncia a llevar una vida normal, el existencialismo, los sentimientos reprimidos o la vulnerabilidad. Junto a “Hulk” de Ang Lee, una de las mejores a la par que infravaloradas cintas de superhéroes que se han parido.


Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top