Acción | Retrotrailers | Trailers

Retrotrailers: “Blanco humano” (1993)

Dos hombres despiadados, Fouchon y Van Cleaf, han convertido Nueva Orleans en su particular coto de caza, donde organizan siniestros torneos que enfrentan a sus asesinos con veteranos de guerra, a quienes prometen 10.000 dólares si logran sobrevivir. Desde luego, ninguno de los infortunados que se atreve a probar suerte en tan sanguriento juego llega a cobrar el premio. Las cosas cambiarán el día en que Chance Boudreaux (Jean Claude Van Damme) decide participar en el juego… Chance, sin embargo, no es un héroe noble y altruista, sino un solitario “cajun” que solamente quiere cobrar los 217 dólares que necesita para saldar sus deudas con el sindicato de marineros mercantes.

1993 no sólo fue el año de “Jurassic Park” y “La lista de Schindler”, también lo fue el del debut USA del maestro del cine de acción hongkonés John Woo (“The killer”, “Hard boiled”, “A better tomorrow”). Para ello contó con una estrella ya asentada (Jean-Claude Van Damme) y bastante libertad a la hora de plasmar su peculiar estilo. Podríamos definir a “Blanco humano” como una especie de mezcla entre heroic blooshed y western, cuyo tramo final desemboca en una apoteósica catarsis de hostias, palomas, tiros a dos pistolas (aunque sin el mítico Chow Yun-Fat) y generosas dosis de ketchup y brutalidad. Su trayectoria posterior en Hollywood tiene un par de títulos que destacan por encima de la media: la extraordinaria “Cara a cara” y la muy reivindicable “M:I-2”.

Os dejo con el trailer de esta entretenidísima y tremendamente disfrutable cinta de John Woo con Van Damme dándolo todo.

Xavi Darko

Hastiado de los klingons y trolls que proliferaban en mi escuela secundaria, acabé mudándome a Tatooine, un lugar libre de trekkies en donde a pesar de los cansinos Tusken, abundaba el buen tiempo, el mercadeo y las carreras de vainas. La paz y la tranquilidad reinaban hasta que un buen día quedaron quebrantadas por la irrupción de un tipo peculiar cuyo perfil se ajustaba al de los tifosi radicales del AC Milan. Se hacía llamar Darth Maul y entre hostia y hostia me rebeló que era mi padre. Como buen desertor sith, decidí migrar a un planeta verde y fértil llamado Endor del cual fui posteriormente desterrado debido al incendio masivo de cabañas de unos cada día más insoportables ewoks. Sin ganas de más mamoneo intergaláctico, decidí volver al mundo real y escribir sobre cine, tanto del que adoro como del que aborrezco. Cuando me jubile espero vivir en Hill Valley y escribir críticas positivas de las cintas de Uwe Boll.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *