Drama | Publicidad

Publicidad (2) – “Sleepers”

Dentro del mundillo de los spots publicitarios, el cineasta Hadi Shuaid se ha ganado merecidamente un lugar destacado, por un lado por su refinado gusto a la hora de dar forma a sus pequeñas creaciones y por otro por su larga trayectoria en este ámbito (ha realizado más de cien anuncios publicitarios para clientes como IKEA, Mercedes, MasterCard, Audi, Aids Foundation, Seat, Nokia, Magic FM o MTV).

Su enfoque inimitable combina la pasión por la narración clásica, una mirada cuidadosa, una puesta en escena y una composición trabajada, una elaboración reflexiva y una creencia en la traducción de ideas en la pantalla mediante el poder de la imagen. Normalmente, Hadi ha trabajado para marcas de alto standing, lo cual debido a la potencia de la marca (marcas que ya no necesitan venderse), le ha permitido un espacio libre para la creatividad, pues muchos commercials no necesitan ser exclusivamente anuncios para vender algo concreto sin más, dejan aire para las ideas.

Hadi es un director que siempre se esfuerza para crear una pieza única y atractiva, buscando una idea poderosa como núcleo del spot, una mirada imaginativa y una construcción inteligente.

Os dejo con el spot que hizo para Mastercard “Sleepers“. Un spot con una factura excelente y en donde describe visualmente lo realmente significativo en la vida, lejos de cualquier fortuna u opulencia. La vida transcurre nunca para (trenes, bicis, etc), vives, transitas, haces viajes de novios, vas a conciertos, compras cosas a tus hijos y vives una vida junto a tus seres queridos. ¿Cuál es el precio de la felicidad?. Una maravilla.

Xavi Darko

Hastiado de los klingons y trolls que proliferaban en mi escuela secundaria, acabé mudándome a Tatooine, un lugar libre de trekkies en donde a pesar de los cansinos Tusken, abundaba el buen tiempo, el mercadeo y las carreras de vainas. La paz y la tranquilidad reinaban hasta que un buen día quedaron quebrantadas por la irrupción de un tipo peculiar cuyo perfil se ajustaba al de los tifosi radicales del AC Milan. Se hacía llamar Darth Maul y entre hostia y hostia me rebeló que era mi padre. Como buen desertor sith, decidí migrar a un planeta verde y fértil llamado Endor del cual fui posteriormente desterrado debido al incendio masivo de cabañas de unos cada día más insoportables ewoks. Sin ganas de más mamoneo intergaláctico, decidí volver al mundo real y escribir sobre cine, tanto del que adoro como del que aborrezco. Cuando me jubile espero vivir en Hill Valley y escribir críticas positivas de las cintas de Uwe Boll.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.