Acción | Adapt. cómic | Suspense

Escenas: “El caballero oscuro” (2008)

Con la ayuda del teniente Jim Gordon (Gary Oldman) y el nuevo y comprometido fiscal del distrito Harvey Dent, Batman se propone destruir para siempre el crimen organizado en la ciudad de Gotham. Al principio el triunvirato resulta ser eficaz, pero pronto se encontrará preso de un incipiente cerebro criminal conocido como Joker, que introduce la anarquía en Gotham y obliga al caballero oscuro a cruzar aún más la fina línea que separa al héroe del justiciero.

Os dejo con dos de las escenas más potentes de los últimos años con diferencia. La primera (íntegramente en formato IMAX) es el impresionante arranque de la cinta. Un atraco ejemplarmente planificado que supone toda una declaración de principios por parte de la dupla Nolan (director y su hermano guionista). Atrás quedó la irregular “Batman begins”, aquí vamos a tener caña de la buena y una mente criminal verdaderamente perversa, manipuladora y enfermiza. Además la escena es todo un ejemplo de cómo presentar a un personaje desde el misterio. La segunda que os adjunto es la que abarca desde el famoso interrogatorio hasta la consecucción del maquiavélico plan orquestado por el Joker (antológico Heath Ledger). Una de esas secuencias que pone la piel de gallina y nos hace reconciliarnos con el cine.

En HD (combinando formato IMAX con el 2.35:1 habitual) y VOSE. Espero que las disfrutéis.

Xavi Darko

Hastiado de los klingons y trolls que proliferaban en mi escuela secundaria, acabé mudándome a Tatooine, un lugar libre de trekkies en donde a pesar de los cansinos Tusken, abundaba el buen tiempo, el mercadeo y las carreras de vainas. La paz y la tranquilidad reinaban hasta que un buen día quedaron quebrantadas por la irrupción de un tipo peculiar cuyo perfil se ajustaba al de los tifosi radicales del AC Milan. Se hacía llamar Darth Maul y entre hostia y hostia me rebeló que era mi padre. Como buen desertor sith, decidí migrar a un planeta verde y fértil llamado Endor del cual fui posteriormente desterrado debido al incendio masivo de cabañas de unos cada día más insoportables ewoks. Sin ganas de más mamoneo intergaláctico, decidí volver al mundo real y escribir sobre cine, tanto del que adoro como del que aborrezco. Cuando me jubile espero vivir en Hill Valley y escribir críticas positivas de las cintas de Uwe Boll.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.