Drama | Suspense | Terror | Trailers

El travieso danés ataca de nuevo

anticristoSi hay un film esperado este verano, tras “Up” y “Enemigos Públicos“, es sin duda la supuestamente inclasificable e interesante “Anticristo“, un acercamiento al horror y a la violencia por el director europeo más transgresor y travieso (con permiso de Haneke): Lars Von Trier, un excelente realizador cuyas obras podrán gustar o no, pero nunca dejan indiferente, y siempre aporta su característico estilo al género que toca, ya sea comedia, drama, musical o, en este caso, terror.

El film narra la historia de una pareja (Willem Dafoe y Charlotte Gainsbourg) sumida en el dolor se retira a una cabaña perdida en medio del bosque, llamada “Edén”, con la esperanza de que el contacto con la naturaleza cure sus corazones rotos y su tambaleante matrimonio. Pero la naturaleza sigue su curso y las cosas empiezan a ir de mal en peor.

Al pobre Von Trier aquí le estrenan su último film en pleno mes de agosto, entre blockbusters de resacones en las Vegas y robots de Mike Bay, como si se tratara de un film que la distribuidora Golem quiera sacarse de encima en un mes de poca asiduidad de la gente a los cines. Todavía recuerdo el estreno de una peli tan interesante y que podría haber funcionado genial en las salas como “Battle Royale” estrenada en cuatro cines y casi a escondidas por el mes de agosto de hace ya añitos (ejem). Menos mal que luego el boca-oreja la dejó en su sitio via dvd o divx.

En fin, ya hay ganas de verla la última locura de Von Trier, este viernes visita obligada al cine, y al loro con el prólogo mudo del que hablan maravillas y a un final de una violencia supuestamente de corte miikeano. Sin olvidar que Charlotte Gainsbourg, dicen, que ofrece una de las interpretaciones más sobrecogedoras e intensas del año (ganó premio en el último Cannes). Eso si, veremos en cuantos cines se estrena.

Os dejo con el trailer:

Xavi Darko

Hastiado de los klingons y trolls que proliferaban en mi escuela secundaria, acabé mudándome a Tatooine, un lugar libre de trekkies en donde a pesar de los cansinos Tusken, abundaba el buen tiempo, el mercadeo y las carreras de vainas. La paz y la tranquilidad reinaban hasta que un buen día quedaron quebrantadas por la irrupción de un tipo peculiar cuyo perfil se ajustaba al de los tifosi radicales del AC Milan. Se hacía llamar Darth Maul y entre hostia y hostia me rebeló que era mi padre. Como buen desertor sith, decidí migrar a un planeta verde y fértil llamado Endor del cual fui posteriormente desterrado debido al incendio masivo de cabañas de unos cada día más insoportables ewoks. Sin ganas de más mamoneo intergaláctico, decidí volver al mundo real y escribir sobre cine, tanto del que adoro como del que aborrezco. Cuando me jubile espero vivir en Hill Valley y escribir críticas positivas de las cintas de Uwe Boll.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.