Acción | Asiático | Drama | Retrotrailers

Retrotrailers: “Harakiri” (1962)

Un samurái, pide permiso para practicarse el Seppuku (o Harakiri), ceremonia durante la cual se quitará la vida abriéndose el estómago al tiempo que otro samurái lo decapitará. Solicita también poder contar la historia que le ha llevado a tomar tan trágica decisión.

Junto al trío de cineastas nipones por excelencia (y más populares): Akira Kurosawa, Kenji Mizoguchi y Yasujiro Ozu, se encuentran otros que merecen también un lugar de honor dentro de la cinematografía japonesa. De entre todos los que hay (Seijun Suzuki, Kihachi Okamoto, Toshiya Fujita, Hiroshi Teshigahara, etc…) destaca con luz propia Masaki Kobayashi, autor de cintas tan brillantes como “El más allá (Kwaidan)”, “Rebelión”, “Río negro”, la trilogía “La condición humana” y sobre todo “Harakiri”. La película plasma la situación de pobreza y desamparo en que se vieron abocados miles de samurais tras el establecimiento del Shogunato Tokugawa en 1603. El Shogunato, que se mantuvo en el poder hasta la Restauración Meiji de 1868, se caracterizó por una ferrea centralización e inauguró un periodo de paz, en el que muchos samurais, especialmente los que servían a señores de la guerra derrotados por los Tokugawa, quedaron sin amo, creándose así la figura del rōnin o samurai sin amo.

Un film visual y narrativamente exquisito (guión y fotografía de lujo), que supone una brutal crítica a la hipocresía del sistema feudal (sólo preocupados en mantener las apariencias y la reputación de su clan, aunque tuviesen que ocultar la verdad para ello) y al código del guerrero samurai. Un clásico del chambara. Os dejo con el trailer en VOSI con la mayor calidad disponible. Espero que lo disfrutéis y en caso de que no la hayáis visto, os invite a hacerlo.

Xavi Darko

Hastiado de los klingons y trolls que proliferaban en mi escuela secundaria, acabé mudándome a Tatooine, un lugar libre de trekkies en donde a pesar de los cansinos Tusken, abundaba el buen tiempo, el mercadeo y las carreras de vainas. La paz y la tranquilidad reinaban hasta que un buen día quedaron quebrantadas por la irrupción de un tipo peculiar cuyo perfil se ajustaba al de los tifosi radicales del AC Milan. Se hacía llamar Darth Maul y entre hostia y hostia me rebeló que era mi padre. Como buen desertor sith, decidí migrar a un planeta verde y fértil llamado Endor del cual fui posteriormente desterrado debido al incendio masivo de cabañas de unos cada día más insoportables ewoks. Sin ganas de más mamoneo intergaláctico, decidí volver al mundo real y escribir sobre cine, tanto del que adoro como del que aborrezco. Cuando me jubile espero vivir en Hill Valley y escribir críticas positivas de las cintas de Uwe Boll.

2 Comentarios

  1. La tengo pendiente hace tiempo..Muy buena pinta..
    Por cierto, no sé si habrás hablado de ella, pero esta otra japonesa me encantó..
    La Espada Oculta

  2. Hola,

    Harakiri, como el resto de la obra de Kobayashi, es muy recomendable. La disfrutarás! 😉
    En cuanto a “La espada oculta”, pues no la he visto, la tengo pendiente desde tiempos inmemoriales. Haber si saco un rato y me pongo a ello ^^.

    Saludos!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.