Acción Criticas Suspense

Crítica: “Vertige” (Abel Ferry, 2009)

Rústicos en Croacialandia:

Impulsado por un deseo de aventura y las ganas de reencontrarse, un grupo de amigos se lanzan a hacer una escalada, una vía ferrata en alta montaña.

Para Chloé, Guillaume, Fred, Karine y Loïc, el vértigo de las cumbres y de sentimientos escondidos rápidamente les complica el viaje; por otra parte, descubren con terror que no están solos…La expedición rápidamente se convierte en una pesadilla.

Lo que empieza como supuesta cinta de alpinismo y aventura acaba convirtiéndose en la enésima serial killer movie desaprovechando todas y cada una de las oportunidades que le brinda el tema de la supervivencia en la montaña, y acumulando una lista de tópicos realmente alarmante. Lo que hace que consideremos a “Vertige” como un auténtico bodrio, incapaz de mantener la sugerencia y torpe a la hora de mutar hacia un producto más intenso o radical, ya que echa por tierra todo el suspense generado con anterioridad apostando por un tono tan explícito como desacertado que jamás se ve reforzado por una historia consistente. Y ojo, a un servidor le encantan las cintas de acoso y derribo a lo bestia, por ejemplo, las de Alexandre Aja entre otros, pero con un mínimo de fuerza, entidad e historia.

Un guión sin pies ni cabeza, cuya trama no es suficientemente potente como para que los personajes se apoyen y se involucren en ella, unido a una ausencia total de personalidad en el producto (la película es un constante déja vú de otros films de similares características y claramente superiores) lastran por completo una factura no espectacular pero sí correcta y decente.

El film de Abel Ferry peca de estar demasiado pendiente en ser otra “The descent” (Neil Marshall, 2005) pero esta vez en Croacia, ya que la historia mantiene puntos en común y detalles claramente similares (toda la primera mitad de la película nos plantean la historia de unos amigos que buscan aventura en territorio desconocido, la foto del grupo antes de partir, el desenlace, deportes de aventura extremos, etc…) aunque luego ambas historias divergen hacia terrenos diferentes una vez bien entrada la película.

Mientras “The descent” con el paso de los minutos se convierte en un correctísimo survival horror con claustrofobia, hemoglobina y monstruitos a partes iguales, “Vertige” es tópica, aburrida y torpe en su forma de presentar una pyscho-killer movie más. Y es que si el film de Neil Marshall destacaba por su tardanza a la hora de presentar a los malos de la función (hasta bien entrada la hora) estirando el suspense de forma tremendamente hábil, en la película dirigida por Ferry justamente se opta por lo contrario, precipitándose a la hora de mostrar y destapar qué es lo que está pasando en esas montañas y quien es el responsable. En pocas palabras, que se nos enseña al arropiero de turno en menos que canta un gallo, desaprovechando la oportunidad de jugar (en el buen sentido de la palabra) más con el espectador. Para colmo, el film contiene unas actuaciones pésimas, de calidad puramente amateur (en el mal sentido de la palabra) que ayudan a potenciar todavía más la calificación de bodrio al producto.

Dejando de lado el hecho de que sea una propuesta poco innovadora, “Vertige” posee una factura correcta y decente para el tipo de producto que es. Siguiendo la estela de otras cintas de carácter similar como podrían ser “Haute Tension“, “Frontière(s)” o “Eden Lake“, aquí de nuevo tenemos un uso acertado de la cámara al hombro, un buen uso del sonido y escenas de acción resueltas de forma correcta, aunque todo ello, claro está, sin llegar al nivel ni la intensidad de los productos anteriormente citados.

Y es que el film en cuestión no aprovecha las posibilidades de la historia, ni sabe jugar bien sus cartas en ningún momento, evitando cualquier atisbo de originalidad y apostando por ofrecer una película tremendamente predecible y… muy inverosímil (ver ese final). A parte, y lo que es peor, jamás crea ni el menor atisbo de terror o angustia en el espectador y teniendo en cuenta su ajustada duración, dice muy poco del film. Al espectador le da exactamente igual lo que les pase a los personajes, hasta el punto que casi deseas que sean pasto del matarife montañés.

Sin embargo, la falta de explicación (y de interés en hacerlo) en cuanto a las cosas que suceden en pantalla (¿por qué todas las películas deben dar una razón lógica a lo que está sucediendo?) unido a una falta de pretensiones patente y a una factura correcta, la salvan de la quema más absoluta, aunque por bien poco.

En definitiva, “Vertige” es un, como yo lo llamaría, horror clon, una mezcla de cintas del género pasado por la minipimer y servido en frío, o sea, un desastre. Pretende ser la versión francesa de “The descent” quedándose en una especie de versión hardcore de “Entrelobos“, desaprovechando las oportunidades que brindan las historias de supervivencia en montaña. Además es un film incapaz de mantener la sugerencia, con una lista de tópicos a imprimir en impresora matricial con papel continuo y torpe a la hora de mutar hacia un producto más intenso y radical.


2 Comentarios

2 comentarios

  1. tarquin winot

    20/01/2011 at 07:11

    Con las espectaculares imágenes de los primeros 15 minutos me hice ilusiones, pero, como bien dices, todo se desinfla con la aparición de los patéticos sicópatas montañeros. Una pena.

  2. Xavi Darko

    20/01/2011 at 09:16

    Hola tarquin,

    Si, la peli poco a poco va enseñando sus cartas y de forma bastante mediocre y precipitada ciertamente. De poder hacer un film de supervivencia majo, pasan a ofrecer la enésima propuesta de arropiero montañés sediento de sangre.

    Sin ir más lejos, bastante más interesante -a pesar de no ser perfecta- era “El rey de la montaña” de Gonzalo López-Gallego.

    Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top