Criticas Fantástico Suspense

Crítica: “Triangle” (Christopher Smith, 2009)

triangleTriangle” narra la historia de un grupo de amigos que, disfrutando de unas vacaciones a bordo de un yate, se ven sorprendidos por una fuerte tormenta. Con el barco destruido y a la deriva son rescatados por un misterioso crucero. Sin embargo, el buque parece estar completamente desierto, los relojes en su interior está parados y Jess (Melissa George) está convencida de haber viajado en ese barco en el pasado. “Triangle” todavía está sin fecha de estreno en nuestro país.

Christopher Smith, tras la cruda “Creep” (2004) y la comedia negra Severance” (2006), firma un film que bien podría definirse como un thriller psicológico constuido alrededor de bucles temporales (con sus paradojas) que bebe de la literatura de Stephen King o de films como “Los cronocrímenes” (2007) de Nacho Vigalondo, con la que guarda sospechosas similitudes. Si juntáramos “Atrapado en el tiempo” (1993) con el citado film de Vigalondo, la fórmula resultante sería sin lugar a dudas “Triangle“.

La película es de aquellas que cuenta con un número considerable de fans en la red, de aquellas que poco a poco se van dando a conocer por el boca-oreja y de aquellas que acaban siendo muy sobrevaloradas, no sé bien porqué. Todo eso está muy bien pero desde el punto de vista de un servidor, no es ni mucho menos para tanto. No es la obra maestra que ciertos críticos de la red parecen haber visto ni tampoco es una deplorable cinta de terror sin nada interesante que contar, porque hay que reconocer que es entretenida.

El resultado final es un tanto irregular y pobre, pues donde “Los cronocrímenes” acertaba, construyendo una trama temporal definida, sin evidentes agujeros ni errores en las paradojas temporales, erigiéndose como un rara avis dentro del panorama nacional (además de una de las mejores óperas primas que ha dado el cine español), “Triangle” se estampa al ofrecer una trama cogida con pinzas en muchos aspectos y que deja en el aire ciertas cosas que comentaré posteriormente. A pesar de sus fallos y lapsus, me parece una cinta tremendamente entretenida y 100% recomendable para los fanáticos de cine de viajes en el tiempo y cosas por el estilo que no tengan excesivas exigencias.

Como considero que ésta es una película que debe verse sin haber leído ni haber visto nada, no vaya a ser que os destripe algo, quedáis avisados. No os preocupéis por las capturas pero si no la habéis visto, saltaros el texto de spoilers.

A partir de aquí SPOILERS:

La película se construye alrededor de la existencia de tres Jess en el buque y dos Jess en la vida real. En el buque tenemos a Jess1 que acaba de abordar desde el bote, a Jess2 que intenta avisar de lo que está ocurriendo y a Jess3 que ya ha asumido que debe matar a todos si quiere salvar a su hijo, la cual para no ser identificada se transforma (vestuario y cara tapada con un saco).

triangle_1

Las dos Jess de la vida real serían Jess1 que es la que está en casa gritando y pegando al niño y Jess2 – la Jess3 del buque- que acaba de llegar a su casa desde la playa. Jess2 siempre mata a Jess1, quedando en el mundo real solo una Jess. Jess2 se lleva siempre al niño con coche, tienen un accidente y mueren ambos. Al morir (con un cambio en la fotografía hacia tonos más azulados), el misterioso taxista (la muerte) le ofrece una tregua para poder salvar la vida de su hijo. Jess2 le promete volver, cuando él le dice “dejaré el taxímetro corriendo“, pero nunca regresa. Rompe una promesa con la muerte, la engaña, por tanto, será condenada hasta la eternidad, como le pasó a Aulius (casualmente, el buque se llama así), dios del viento y padre de Sisifis, un hombre que por engañar a la muerte, fue condenado por los dioses a subir una roca a una montaña, bajarla y subirla de nuevo.

La historia que transcurre al inicio del film no es la primera del bucle, quizás sea la veinteava vez que ocurre o la treintava (nada más hay que ver la cantidad de medallitas caídas en el agujero u otros detalles más), por tanto, todo lo que ocurre carece de sentido lógico.

Vayamos por partes. ¿Qué pasó la primera y segunda vez dentro del bucle?. Ni lo sé ni lo explican. Veamos, la trama se construye alrededor de tres Jess en el buque, y carece de sentido sin esa estructura, por tanto, la pregunta sería, ¿qué pasó la primera vez y la segunda para que Jess se dedicara a matar a diestro y siniestro?. Es evidente que ahí existe un enorme agujero de guión que o bien a uno se le ha escapado o bien es que Smith se ríe de nosotros. Habiéndola visto un par de veces en diferentes momentos, casi que me decanto por lo segundo. Mientras en “Los crocrímenes“, siempre existía una lógica debido a que Héctor2 y Héctor3 viajaban a diferentes puntos del pasado (siendo Héctor1 el original), en el film de Christopher Smith jamás encontraremos las claves para darle una lógica a su estructura, no porque no lleguemos, sino porque carece claramente de sentido, y recurrimos al género fantástico (con sus libertades argumentales) para salvarle de la soga.

triangle_2

Más cosas donde flaquea el asunto serían un uso un tanto “mágico” con el tema de los cuerpos, el hecho que Jess1 siempre se sorprenda cuando se supone que ha estado x (y contando) veces en el buque -un aspecto que hace que considere al guión cuanto menos tramposo-, o la falta de explicación razonable en ciertos momentos.

Está claro que en el buque hay tres cosas inmutables (sin contar de que versión se trata): Jess 2, Jess3 y los cuerpos de los asesinados, que son directamente proporcionales a los viajes de Jess1. Siendo así, habrían montañas y montañas de cuerpos ya sea en el teatro o en algún que otro rincón del barco (no solo el cuerpo flotando siendo devorado por las gaviotas o en la popa del barco, en dónde vemos la cantidad de cuerpos muertos de las Sally (Rachael Carpani) que han estado anteriormente), pero no es así. Sobre el tema de los clones y cómo está tratado, creo que en conjunto está bastante más desaprovechado que en otras cintas que tocan el tema como “Moon” (2009) de Duncan Jones, aquí se pierde todo ese calado existencialista, aunque también es cierto que son películas diferentes con targets distintos.

Uno de los puntos que hace que consideremos de tramposo al guión de esta película, es el hecho de que Jess siempre se sorprenda al llegar al barco o durante su estancia en el bote. Lo que son déja vu‘s en realidad deberían ser recuerdos claros, ya que su misión no deja de ser valiosa, al menos para su hijo. Pero claro, si tuviera las cosas claras, no subiría siquiera al barco ni llevaría a su hijo en coche una y otra vez… ni habría película.

FIN SPOILERS

Si hay algo a rescatar de esta cinta, a parte de una lograda ambientación -creando atmósferas en ocasiones claustrofóbicas y siendo el buque Aulius un protagonista más-, es la más que decente actuación de Melissa George (cuyos morritos nos sonaban de “30 días de oscuridad“), todo un tour de force para la actriz que se desenvuelve a la perfección en los múltiples papeles que ejerce.

No podemos decir lo mismo de los FX vistos en el film, realmente chusqueros y propios de cintas de serie B o de tv movies. ¿Por qué en el cine actual se nota tanto el CGI? (todavía me duelen esos planos londinenses de “Sherlock Holmes“). A parte de la tormenta (realizada con justitos resultados), tenemos luego las escenas del buque en donde se potencia al máximo el contraste y un brillo de lo más artificial, quitando realismo y verosimilitud a la escena. Había poco presupuesto y se nota.

triangle_3

El guión de “Los cronocrimenes” de Vigalondo está claramente más estudiado, más trabajado, pero también abarcaba menos, no se metía en camisas de once varas, porque sabía de los enormes problemas que conlleva. En “Triangle“, dejando de lado su fantasía espacio-temporal (supuestamente con triángulo de las bermudas por en medio) que podrá divertir o no, el guión hace aguas por todos lados por querer contar una historia cayendo en la trampa y sin contar con el talento necesario para ello. El cine de Lynch es extraño y se podrá entender o no, podrá tener cierta lógica o no, pero resulta igualmente fascinante y cautivador. El cine de Smith, directamente no aguanta segundos visionados.

Triangle” es un thriller psicológico construido alrededor de bucles temporales (con sus paradojas) que bebe de la literatura de Stephen King o de films como “Los cronocrímenes” (2007) de Nacho Vigalondo, con la que guarda sospechosas similitudes. El film posee un guión carente de lógica alguna y tramposo como el que más pero que paradójicamente, resulta a la vez una cinta entretenida e incluso divertida en primeros visionados.

Una lástima pues de perfilarse mejor el guión y cuidar más algunos detalles, podríamos estar hablando de una notable propuesta de terror, ya que tiene ideas interesantes (como el disco rallado -algo ya visto en “Lost“- como metáfora del viaje temporal cíclico o la transformación del personaje principal) pero que a la postre resultan mal desarrolladas, demasiado conocidas o simplemente desaprovechadas. A pesar de sus agujeros y de no aguantar segundos visionados, la estimable actuación de Melissa George, auténtico motor de la cinta, y una buena dosis de hemoglobina y brutalidad hacen de este film un entretenimiento asegurado. Eso sí, no nos engañemos, ni mucho menos es la obra maestra que muchos afirman por la red. Sólo para fanáticos de género poco exigentes.


50 Comentarios

50 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top