Asiático Comedia Criticas

Crítica: “Train man” (Shosuke Murakami, 2005)

tman_posterMurakami, tras dejar a un lado las series de televisión japonesas como pueden ser Waterboys o Tokyo-wankei Destiny of Love, por fin da el salto al cine, con Train Man, su ópera prima.

El film arranca con unos títulos de crédito originales y divertidos, como si se trarara de un ordenador escribiéndolos. Tras ello, nos encontramos con una primera hora fantástica, divertida, con un aire friki considerable para pasar a un nudo y desenlace que tira más hacia lo romántico (=previsible), aunque siempre dotándolo de algo más.

Train Man es el nickname de un chico de 22 años retraído, muy tímido, fanático de los comics, el pc y los videojuegos. Vive solo y no conoce a nadie fuera de Internet, por lo que se podría decir que su vida son los comics e internet. En Internet es conocido como Train Man, un pseudónimo dado a raíz de un incindente que tuvo en el metro, en dónde sorprendentemente (y pese a su extrema timidez) protegió de un borracho a una chica. En aquel incidente quedó enamorado de una chica. Tras ir a declarar a la polícia, ella le pidió su dirección para enviarle un regalo por su valentía y amabilidad. A partir de ahi, será el inicio de una dificil y curiosa relación amorosa.

Para que dicha relación triunfe, Train Man acude siempre a sus amigos/as de internet para que le aconsejen, le den apoyo en momentos duros o simplemente para que le escuchen.

Dichos amigos/as de internet, son personas similares a él. Una es una enfermera aburrida de su trabajo y algo solitaria que necesita de emociones, otro es un hikikomori*, un chico que no tiene contacto humano desde hace meses y que está simplemente perdido, 3 chicos colgados, ultrafrikis, una pareja que disfruta ayudando,… En fin, una serie de personajes que están en una situación bastante similar a la de Train Man, y que finalmente decidirán que ha llegado la hora del cambio animados por todo lo conseguido por él.

El tono de la película es cómico pero con alguna pequeña dosis de drama, y eso me gusta. Sin duda, nos habla de unos personajes en el fondo desgraciados, salvo Hermes (Miki Nakatani), la chica, la única persona sin problemas sociales del film. Hay la tan odiosa ñoñería en este film? Pues si, algo hay, pero bueno,… se le perdona, pero está claro que algunas cosas de la parte final no le beneficia al film, cuando el melodrama va cogiendo terreno en detrimento de la comedia friki.

tman

En cuanto a las actuaciones, no son demasiado destacables, pero me quedo con una, la de Takayuki Yamada en el papel protagonista. No es que sea la leche, pero lo hace bastante bien como chico tímido y asustadizo.

Sin duda, destaca sobre todas una escena del film: la del andén del metro con todos sus amigos a una banda y Train Man en la otra. Absolutamente metáforica esa escena y muy buen pensada.

La comedia oriental sin duda goza de muy buena salud, y ojalá siga ofreciendonos cosas como My sassy girl, Windstrucko la misma Train Man.

Atención tras los créditos finales, que hay una escena con un guiño a la serie de tv japonesa homónima, en donde hace un cameo el Train Man de la serie.

El film en cuestión en definitiva resulta bastante decente, con cosas originales y divertidas y unos personajes que finalmente se convierten hasta en entrañables.

* son adolescentes y adultos jóvenes que se ven abrumados por la sociedad japonesa y se sienten incapaces de cumplir los roles sociales que se esperan de ellos, reaccionando con un aislamiento social. Los hikikomori a menudo rehúsan a abandonar la casa de sus padres y puede que se encierren en una habitación durante meses o incluso años. Según algunas estimaciones, puede que haya un millón de hikikomoris en Japón (uno de cada diez hombres jóvenes). La mayoría de ellos son varones, y muchos son también hijos primogénitos (Definición sacada de Wikipedia).


Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top