Comedia Criticas Drama

Crítica: “The holiday” (Nancy Meyers, 2006)

holidayCuando alguien se dispone a ir al cine a ver un film cómico con gente en cartel como Jude Law o Kate Winslet, pues se puede cometer el error de pensar que quizás no sea tan mediocre como a priori parece o que incluso pueda parecer simpático a la postre.

Para el que escribe esta crítica, pensaba que le supondría solo una pérdida de tiempo, de su humilde y desaprovechada vida, equivalente a 90 minutos (como la típica comedia yanki) pero nada más lejos de la realidad cuando el hastío invadió su mente, retorció su espíritu e invitó a que tarde o temprano transcribiera una crítica incendiaria, corrosiva y sin tapujos debido a los, nada más y nada menos, que ¡140 minutos de comedia romántica estereotipada, empalagosa, pastelosa y sobrecargada de clichés!.

Lo que nos narra el film no solo está muy sobado sino que, pensémoslo, ¿Qué aporta realmente?. ¿Lo que se da en el film es suficiente para crear escenas cómicas de cierto interés? ¿Hace falta responder? No, porque es una obviedad. La película entraria a formar parte de las llamadas “pelis de intercambios” o con similitudes a las películas tipo Tú a Boston y yo a California, de las cuales uno se reserva sus comentarios para no herir sensibilidades débiles.

La estructura del film es disforme, mal narrada, lleno de topos tapando errores más que de tramos propiamente dichos, con tratamientos argumentales desiguales y con algo que realmente sorprende, para mal: la diferencia en metraje de ambas relaciones sentimentales, consiguiendo que tengamos muchos minutos de la primera relación, Díaz y Law (sin dudarlo, la menos interesante y más típica) y postergando pocos minutos a la relación entre Black y Winslet, que claro está, resulta de lo más forzada, pues se nos describe un romance en cuatro pinceladas y que resulta de lo más desafortunado en cuanto a resolución visto en mucho tiempo. ¿Cómo iban a dedicar más tiempo a una relación en apariencia un tanto freak?.

El autor de esta crítica no es para nada un fanático de la comedia actual, pues resulta no solo espesa sino de temática banal, trivial. Y este es un caso típico de ello. Los personajes podrían haber dado mucho más juego y por ejemplo el de Kate Winslet, está soberanamente desaprovechado, pues tenia posibilidades reales de que fuera una muy buena creación y se queda en un personaje estimable e interesante. Interesante es su prólogo sobre el amor no recíproco, que como bien dice, es igualmente amor, a fin de cuentas.

Y ojo porque el film no arranca del todo mal, pero en vez de centrarse en la relación interesante de fracasada + freak, se pierde el tiempo sobremanera en gran parte de la pinicula en la de pija + guaperas, y sinceramente la han cagado. La han cagado porque todo eso está muy visto y ya cansa, los happy endings resultan ya vomitivos y requeteforzados, esas escenas de sexo tan elipsadas o invisibles, dicho suavemente (¿Cómo habría sido una versión cronenbergiana?), las buenas acciones inverosímiles e insostenibles que nos tienen acostumbrados los conservadores yankis en sus pelis (véase la horrorosa Pequeña Miss Sunshine y su catálogo de como ser un buen tipo y no morir en el intento) o unas frases con más tópicos que las del cine de Michael Bay, recordad, el autentico “inventor” del contrapicado chulero y un absoluto terrorista del cine.

holiday2

Hoy en día, la gente no quiere esas tonterías, somos más exigentes y queremos más cine como por ejemplo el del tailandés Pen-Ek Ratanaruang, y su intimista y atípica Last life in the universe, un film original sobre las relaciones sentimentales y el poder de los silencios. Otra muy destacable podría ser Hierro 3 del coreano Kim Ki-Duk, aún siendo en la 2a mitad un poco irregular, la relación amorosa está brillantemente plasmada y es realmente curiosa. Dejando Oriente, también hay muy buenas comedias románticas y americanas, pues por poner un ejemplo la fantástica Mejor Imposible demuestra que en USA también se pueden hacer todavía grandes comedias que aúnen frescura con originalidad, y eso es lo que pide el exigente espectador de la actualidad, un poco de respeto.

Otro caso que entra en las excepciones sería Alta fidelidad de Stephen Frears, un film que osa comparar hobbies – en este caso música- con parejas y el resultado es realmente acertado y fresco. Incluso en Lost in translation su tono sentimental me parece también muy acertado y atrevido, pero bueno, detrás a parte de papá Francis también anda Focus Features, posiblemente una de las compañías independientes que más arriesga y más acierta, recordemos otro caso de esta misma compañía: Brokeback Mountain, cine de una sobriedad realmente pasmosa, o la magnífica Eternal Sunshine of spotless mind de Gondry, una de los mejores films románticos originales en bastante tiempo.Como española, Ficció de Cesc Gay a priori parece una cinta intimista muy interesante pero no puedo opinar de ella pues aún no la he podido visionar.

Volviendo a The holiday, la falta de carisma de algunos de los personajes hace que no nos identifiquemos con ellos, a excepción de 2 casos: Kate Winslet, que está arrebatadora (qué gran actriz, por dios!) y Cameron Díaz a la cual declaro que no soporto pero lo clava como pija (¿Será porque lo es y hace de sí misma?), aunque sus personajes no aportan nada nuevo que no se haya visto , propiamente dicho. No podemos decir lo mismo de los personajes masculinos, pues Jude Law está espantoso, un horror, y Jack Black en exceso contenido, cuando es en su salsa cuando mejor se desenvuelve (verlo en Escuela de Rock o en la mencionada Alta fidelidad). El resto del reparto realmente flojo, incluído Eli Wallach -sí, el de las pelis de Leone- , un viejo verdete (quieran o no) que todos pensabamos que sería el rollete de la Winslet pero que finalmente se tuvo que conformar con un homenaje de corte academicista a más no poder, es decir, un asco. Qué dura es la vida!

holiday3

Otro concepto que no entiende este cinéfilo compulsivo es la relación cine-personaje de Cameron Díaz, la tipa hace o produce o supervisa (no me acuerdo oigan) publicidad o trailers de pelis, el trailer que sale es muy pero que muy lamentable (cercano a los de las pelis que hace The Rock o de su estilo) y le encanta que sean así de potentes y machachones, pero en cambio ella me va de cinéfila total, pues en su habitación (y copiandose de la mia xD), rompiendo toda lógica, tenemos un póster de Vertigo del maestro Hitchcock. Y yo pregunto: ¿Como te puede gustar Hitchcock y el cine de qualité y ya no que te entretenga, sino avalar y que te ponga el cine chusquero de palomitas made in Harlin or Bay?. Amos hombre! Lo mejor del caso es que su estudio será mejor aprovechado por Winslet que por ella, podemos ver como Kate disfruta de clásicos como Luna Nueva de mi adorado (ejem) Hawks.

Finalmente, me queda solo por decir que me gustaria saber cuanto cobró Dustin Hoffman por el irrisorio cameo, si van a hacer secuela – si Los 4 fantásticos lo consiguió, todo es posible…-, cuanto cobró Jude Law por poner cara de palo o porque no dejaron a Jack Black morrarse con Kate Winslet.

Demasiado simple, tópica y facilona se queda en el terreno entre la simpatía y la mediocridad. 140 minutos llenos de clichés. Ya tuve bastante carga falsamente ética con Pequeña Miss Sunshine.


2 Comentarios

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top