Ciencia Ficción Comedia Criticas

Crítica: “Teen Wolf” (Rod Daniel, 1985)

teen_wolf_posterTeen wolf” es una de aquellas películas, que a pesar de sus fallos, supone todo un divertimento fantástico-deportivo y contiene ese entrañable encanto del cine ochentero tan reivindicado por los nostálgicos. Un servidor debe reconocer que es una de las películas favoritas de su infancia, así que en este escrito se intentará optar por un discurso que se distancie de lo puramente romántico aunque sin prometer nada.

La cinta nos cuenta la historia de Scott Howard [1] (Michael J. Fox), un estudiante de instituto, retraído y tímido, que descubre poco a poco que es un hombre-lobo. Aunque en un principio dicho estado le provoca una terrible preocupación y ansiedad, poco a poco irá aceptando y desarrollando sus nuevas cualidades para rendir plenamente en los estudios, ligar con las chicas que nunca pudo acceder y ganar al baloncesto de forma holgada.

Teen wolf” se erige como una de las películas teen más simpáticas de los 80, una comedia juvenil sin pretensiones, muy divertida y con un Michael J. Fox, como siempre, fantástico y muy convincente. A diferencia de la mayoría de las teen movies actuales, en donde la grosería y el humor chabacano de mal gusto campa a sus anchas; en el cine juvenil de antaño (recordemos la notable “Cuenta conmigo” o las excelentes “La ley de la calle” y “Rebeldes” ambas de Coppola, entre otras), se apostaba por algo menos explícito, más interesante y serio. Un cine que sin duda a día de hoy produce nostalgia en quien vivió dicha década dorada. El film de Rod Daniel evidentemente no posee la calidad de las tres cintas citadas anteriormente, pero se podría situar entre esas dos aguas, no es otra estúpida comedia teen más (ejemplos de ello serían la cochambrosa saga “American Pie” o la insufrible “Road Trip. Viaje de pirados“) pero tampoco es un film juvenil redondo, ni mucho menos.

Los recursos usados por el realizador, Rod Daniel, para contarnos esta historia, son correctos, aunque en algunos momentos, un tanto ineficaces, de dudoso gusto estético y caducos a día de hoy. Su apuesta por subrayar los momentos de mayor interés mediante un uso reiterado del ralentí, no aporta en exceso y en ocasiones un poco peca de esteticismo gratuito. Eso se puede comprobar en algunas escenas (por ejemplo la que transcurre al inicio del film, la de Scottie convertido en hombre lobo subido en la camioneta saltando una y otra vez, las escenas de las victorias del equipo de baloncesto del instituto, o ese final [2] tan edulcorado). No es un film que necesite de artificios de ningún tipo, por tanto, esos subrayados sobraban cosa bárbara. Por lo demás, correcta dirección sin más.

twolf1

La cinta, vista casi 25 años después, no conserva la frescura de antaño, el tiempo no le perdona, aunque sigue siendo tremendamente entretenida, muy divertida, entrañable y con una duración ajustada a lo que es. Pero lo mejor de todo, es que, aunque su look sea muy ochentero, algunos de sus personajes siguen siendo igual de amenos y divertidos que entonces. El film sigue siendo un puro divertimento, eso es innegable.

Scottie (Michael J. Fox) parece el primo hermano de Marty McFly, con todo lo bueno que conlleva eso. Michael J. Fox, desde sus inicios, ha sido un pedazo de actor, siempre a un servidor le ha parecido solvente, divertido para la comedia, impecable para el drama (estaba magnífico en la desgarradora “Corazones de hierro” de De Palma) y sobre todo un actor brutalmente natural, te hacía creer a sus personajes y empatizar con ellos. Uno de los mejores de su generación. Y sin duda, siempre será el eterno adolescente en nuestra memoria.

En la cinta licántropa que comentamos en estas líneas, asume el rol de Scottie, un personaje timido, inteligente pero como todo escolar juvenil, ansía dejar de lado la mediocridad y la indiferencia que hay hacia su persona y ser alguien importante.

Poco a poco va descubriendo que su cuerpo está cambiando de forma extraña y acelerada hasta que un dia se completa la antropomorfosis en una escena bastante bien resuelta para el poco presupuesto disponible. Al ver a su padre Harold, encarnado por James Hampton, también convertido, empieza a entender que es algo que le viene de famíla.

Lo que al principio parecía una pesadilla, tras convertirse en medio de un partido de basket y arrollar al rival con su juego vertical y dinámico, se convierte en casi una bendición para él, pues es el nuevo héroe del instituto. Con el tiempo, se dará cuenta de que no solo es una transformación física lo que ha sufrido, sino también de personalidad, pues ha dejado de ser aquel jóven educado y humilde para convertirse en un descerebrado más.

twolf4

twolf5

Es interesante en la cinta como se nos muestran a las dos chicas que más protagonismo tienen. Por un lado, está Pamela Wells (Lorie Griffin), típica rubia cachonda de instituto, con un cerebro de mosquito y sin moralidad ni ética alguna; por otro, está Lisa – más conocida como “Boof” – (Susan Ursitti), el prototipo de chica perfecta: humilde, sincera, guapa, inteligente y respetuosa.

La primera se podría definir como un icono sexual para Scottie, una chica a la que nunca ha logrado acceder y que, convertido en lobo, por primera vez ella se ha interesado, aunque informalmente. La segunda, es la chica que conoce de toda la vida, que sabe que desde siempre él la ha querido y que parece que por mucho que haga nunca es suficiente para Scottie.

No podemos olvidarnos tampoco de dos personajes míticos de la cinta: el loco de Miles y el entrenador. El primero, es el típico bromista del grupo, fan incondicional de los Beach Boys y todo un as en el marketing (es el más espabilado en sacar negocio del tema “hombre lobo” en el instituto: desde chapas, camisetas, gorras y un largo etcétera). Mención aparte, las múltiples camisetas con mensaje (del estilo “Life sucks when you die“) que lleva durante el film, algo muy de moda hoy en día, pero no tanto por aquella época, creo recordar.

El entrenador de baloncesto es un caso aparte. Sin lugar a dudas, es uno de los personajes más pasotas, irresponsables y vagos que se han podido ver en el cine comercial ochentero. Entrenador sin carisma ni don, intenta sobrevivir en los partidos de basket a base de chicles bajo la atenta mirada del director del instituto, y le importa bien poco el resto (ver escena en que Scott le va a pedir consejo xD). Cuando empiezan a conseguir victorias, su “trabajada” estrategia consiste en “Pasarla al lobo y que él lo haga todo“. A pesar de todo eso, es un personaje que cae realmente simpático y protagoniza algunas de las mejores secuencias cómicas de la cinta. Jay Tarses consigue crear un personaje más lógrado que Paul Sand en la horrorosa segunda entrega (toda una secuela clon con el hoy famoso Jason Bateman como prota).

twolf6

En nuestro corazoncito ochentero, siempre estarán algunas escenas imborrables de este film: El “Surfin’ USA” de los Beach Boys sonando mientras Miles baila encima de la camioneta del padre de Scott, la secuencia de Boof y Scottie (eternos amigos) encerrados en el armario y como ella sale del mismo con el traje desgarrado, cuando Scottie está en clase y la profesora le dice que salga a la pizarra y empieza a sufrir leves transformaciones (las uñas), o la escena en que el propio Scott va a comprar un barril de cerveza (con esos ojos rojos y esa voz grave) cuando antes mejores lo ha conseguido debido a que son menores. Esta última escena la podemos ver desde aquí.

Teen wolf” es, para un servidor, la cinta fantástico-deportiva por excelencia de esa década. Un buen mix de comedia, deporte, licantropía, Beach Boys y cine juvenil. Un film entrañable que produce nostalgia y, a pesar de no estar exenta de fallos y de haberle pasado bastante factura el tiempo, para muchos se ha convertido en film de culto sin mayor pretensión que el entretenimiento y con un soberbio Michael J. Fox (sumando la trilogía de Zemeckis y otras) como máximo icono del cine ochentero yanqui.

[1] En Italia, el nombre del personaje fue cambiado de Scott a Marty, para aprovechar el tirón comercial de “Regreso al Futuro” (1985), un film estrenado en USA, solo un mes antes que la cinta de Rod Daniel. En Italia, como en España, se estrenó bastante antes la cinta de Zemeckis, de ahí que los transalpinos cambiaran de forma oportunista el nombre del protagonista.

[2] En la versión en dvd se censuró una toma del final del film, pero en las salas durante su estreno en el año 85, se pudo ver y causó cierta polémica al respecto. La escena en cuestión, se produce mientras el equipo de baloncesto y el público están celebrando el campeonato conseguido, cuando un par de extras un tanto degenerados, se bajaban los pantalones descaradamente, enseñando sus atributos.


3 Comentarios

3 comentarios

  1. Xavi Darko

    22/09/2009 at 08:35

    Añadir que parece que se tiene en mente hacer un remake también de esta.

    Pero con algunos cambios. Como dijo Liz Gateley, vicepresidente de MTV “Esta película será muy diferente de la original. La película tendrá más de “Un hombre lobo americano en París” que la cinta original. Será un thriller dramático con dos grandes amigos como eje central, que serán los que proporcionen un toque de comedia. Serán dos estudiantes muy populares en sus respectivos círculos“.

    Miedo me da… xD

  2. Pliskeen

    22/09/2009 at 18:58

    También es uno de los clásicos de mi infancia.
    Recuerdo que solía ver, además, la serie de dibujos animados que hicieron a raíz del éxito de la película. Incluso aquella tuvo su pertinente secuela, ya sin Fox… y sin mucha gracia, a decir verdad.

    Ya estás agregado a mis enlaces 😉

    Saludos 🙂

  3. Xavi Darko

    22/09/2009 at 20:27

    Hola Pliskeen, si yo también recuerdo la serie de dibujos animados de Teen Wolf.

    Eso si, la secuela, que en el fondo era una copia descarada, no solo no aportaba nada nuevo (cambiar el basket por el boxeo solo xD), sino que era un bodrio de dimensiones inmensas jeje. El papel protagonista lo hacía curiosamente un Jason Bateman de lo más juvenil, en el rol del primo de Scottie.

    Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top