Ciencia Ficción Criticas Fantástico

Crítica: “Señales del futuro” (Alex Proyas, 2009)

knowingLa ciencia-ficción, a día de hoy, todavía continúa siendo un género de lo más castigado. Salvo el último Abrams (que no he visto todavía, pero de la que hablan maravillas), pocos films actuales del género ofrecen una visión adulta y seria, sin altas dosis de azúcar, hormonas + acné o sentimentalismo barato (¿alguien dijo “Deep Impact“?).

Señales del futuro“, le pese a quien le pese, no solo es una muy interesante propuesta de género, sino que cuenta con una de las mejores labores de dirección que un servidor haya visto este año en cines.
Ante unos actores bastante mejorables y un guión que combina elementos fascinantes con otros poco originales (incluso banales), prevalece el enorme talento de un gran director (en ambos sentidos) como es Alex Proyas.

Proyas ofrece su film más oscuro y siniestro desde la magnífica y reivindicable “Dark City” plasmando de forma realista, certera y radical el terror. Sin duda, y salvando las distancias, me recuerda al tratamiento que hizo Spielberg en la inmensa e infravalorada hasta la saciedad “La guerra de los mundos“, un ejercicio – verdaderamente orgásmico – sobre labor de dirección, y un film de sci-fi que mostraba un terror destructivo e insaciable en estado puro. Ambos directores en sendas películas, acertaron claramente en la atmósfera escogida, en contar una historia con tintes ya no dramáticos, sino trágicos y sin concesiones a la galería y en tener finales (más bien, epílogos) que parecen ser impuestos por unos productores verdaderamente trogloditas.

Pero si en “La guerra de los mundos” de Spielberg, obviando el inicio (que no el magnífico prólogo narrado por Morgan Freeman) y el epilogo, tenemos una obra maestra rotunda, aquí no podemos decir lo mismo. El film de Proyas tiene una excesiva duración y ofrece tramos que interfieren en el ritmo.

La elección de Nicolas Cage tampoco es un acierto. Y no me refiero por el peluquín que lleve (oh my god!) sino por sus dudosas dotes de actor y su molesta voz original (y la de doblaje), quizás también es otra imposición de la productora. También porque parece que use los mismos mecanismos usados en sus vomitivas cintas de acción rollo “Bangkok Dangerous“, y no es de recibo.

knowing_3

Pero decidme, exceptuando ese epílogo, ¿Cuántas películas actuales acaban de forma tan desesperanzadora y trágica? ¿Cuantas pelis contienen esa atmósfera omnipresente, opresiva, de terror subterráneo in crescendo?. Pocos films comerciales poseen escenas tan poderosas como la SPOILER ese maravilloso inicio de la cápsula del tiempo FIN SPOILER. Y las escenas del accidente aéreo y ferroviario son escenas perfectamente planificadas y con un ritmo magnífico.

Ciencia-ficción seca, sin concesiones, arropada por el talento de Proyas en crear atmósferas oscuras y estados psicológicos obsesivos, con un inicio de lo más perturbador digno de la mejor sci-fi / terror de antaño, pero que poco a poco, en su segunda mitad, el film decae en algunos convencionalismos que aunque la hace inferior a la primera, tampoco es nada desdeñable.
Lo que cuenta el film no es en exceso original, pero la forma en que Proyas rueda y Simon Duggan ilumina es de notable alto. A pesar de sus numerosos detractores, interesante film de terror.


3 Comentarios

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top