Criticas Suspense Terror

Crítica: “[•REC]” (Balagueró & Plaza, 2007)

recSi hay actualmente una cinta en cartelera que es INDISPENSABLE verla y disfrutarla en pantalla grande (nada de esperar a su salida dvd) es, sin lugar a dudas, [·REC], film fruto de la unión de cineastas del talento de Paco Plaza, Jaume Balagueró y Luiso Berdejo (en el caso del último, únicamente como tareas de co-guionista).

Y el resultado no podría ser más satisfactorio, consiguiendo poner de acuerdo a la crítica y al público -algo muy complicado digan lo que digan-, en un film que se mueve entre el reportaje televisivo y el falso documental, que (en sus pretensiones) no engaña a nadie y contiene momentos verdaderamente terroríficos y de lograda efectividad, erigiéndose como un absoluto divertimento macabro y una de las cintas de referencia de este 2007 en lo que a fantástico se refiere.

Tras triunfar muy merecidamente en el Festival de Sitges y lograr una entusiasta acogida en la pasada Mostra de Venecia (vendiéndose en el mercado de allí las opciones de remake a Screen Gems, la filial de terror de Columbia Pictures, que tantos bodrios nos ha regalado), era de esperar que ante el estreno inminente a nivel nacional, hubiera esta tremenda aceptación sobre todo por parte del público. Porque, si hay algo innegable es que es un film hecho por y para amantes del género, con todos esos detalles que tanto nos gustan y angustian, con momentos de lo más violento y radical.

La cinta catalana prosigue de alguna manera la senda de cintas como Holocausto canibal (Ruggero Deodato, 1980) o El proyecto de la bruja de Blair (Daniel Myrick & Eduardo Sánchez, 1999), es decir, films de bajo presupuesto, actores no muy conocidos (o directamente no profesionales), uso inexistente de ningún tipo de banda sonora (aunque creo que sí efectos sonoros), improvisación con el guión y los actores, filmado con un marcado tono amateurista (en éste caso acentuado por el video digital, en otros por los 16mm), arropado por una fotografía naturalista-tenebrista (esta vez sin el gran Xavi Giménez), con un uso del montaje de forma muy estricta con largos planos secuencias subjetivos. Sin olvidarnos de la clara referencia a la hora de realizar el film de la obra del cineasta George A. Romero y sus inmortales (nunca mejor dicho) films de zombies, encabezados por esa obra maestra del género La noche de los muertos vivientes.

[·REC] es como un torbellino que absorbe, fascina y atrapa al espectador para no soltarlo. Todo un viaje subjetivo hacia al terror más tangible y temido. Y lo más importante, es que la cinta consigue sus (para hoy en día) complicados propósitos iniciales, porque seguramente sea la cinta más inquietante, angustiante y terrorífica en lo que va de año (dejense de orfanatos, aqui no queremos nada light, que ya somos grandecitos!).

rec2

Y es un claro ejemplo de que no es necesario dinero ni grandes nombres conocidos para poder hacer una gran película, solo se necesita talento, valentía y ganas de hacer las cosas bien. Aunque éstos dos buenos hombres (Balagueró y Plaza) son los responsables de ese encargo llamado OT. La película (menuda mancha en su carrera!), sus carreras por separado son ciertamente interesantes pero, a la vez, de lo más irregulares. De Balagueró destacaría sus cortos, su debut en la dirección (Los sin nombre) sobre todo por su apartado técnico, Darkness me pareció un film bastante execrable, no así Frágiles que, a diferencia de lo que opina mucha gente, personalmente me pareció una cinta maja y sobre todo con mucha mejor factura y mejor construída en general que su anterior film. Su mediometraje para la serie de Chicho Ibáñez Serrador Películas para no dormir titulada Para entrar a vivir me resultó, sinceramente, algo tremendamente efectista y malo, pero con momentos acertados, todo haya que decirlo. Esperemos que a partir de la cinta que se comenta en estas líneas, su carrera mejore poquito a poco, el fantástico catalán se lo agradecerá.

En cuanto a Plaza, un cineasta que no sabría decir porqué, me gusta un poco más que Jaume (pero no penséis que excesivamente más), tiene en su carrera -a parte de sus cojonudos cortos-, cintas como la estimable El segundo nombre, Romasanta (de la cual hay más críticas negativas que positivas, pero que un servidor no puede comentar nada de ella, pues no la ha visto) y la notable (y muy goonieana) Cuento de navidad, fantástico capítulo de la serie de Serrador, problamente de lo poco salvable de dicha serie de terror española.

Posiblemente, la unión entre ellos dos, dé como fruto una dupla mucho más consistente y potente que por separado, consiguiendo desprenderse más de sus errores y manías y, a la vez, aunando ideas y conceptos llevándolos a la práctica de manera mucho más eficaz. Como dicen, cuatro ojos ven más que dos.

Pero hay otro nombre importante en la realización de esta película que no suele oirse y no es otro que Luiso Berdejo (director de obras de la genialidad de La guerra o For(r)est in the des(s)ert, que colabora en el guión del film. Su unión con Plaza no se puede calificar de otra forma que perfecta. Tanto Cuento de navidad como [·REC] son excelentes piezas de suspense, humor negro, terror, angustia y valentía cinematográfica, ambas con un puntazo friki de aupa (cosa muy de agradecer).

Actualmente, colabora con Stefano Bessoni, en el guión de una cinta de terror italiana Imago Mortis y ya se habla de su debut en el largo con un film americano protagonizado por Kevin Costner.

Volviendo a la cinta en cuestión, desde aquí, creemos que lo mejor de la misma es su falta de pretensiones, su riesgo, su radicalidad, su búsqueda de la realidad más cruda sin ningún tipo de manierismo ni falsedad. Su forma de rodar la película no crean que es tan novedosa como parece, pues hay cantidad de realizadores que ya usan el vídeo digital para mostrar tal cual la realidad y sus cintas discurren en los límites de ficción y estilo documental (vean por ejemplo Van Sant en su trilogía de la muerte, De Palma en su último y polémico film, Zhang-ke en las magníficas Placeres desconocidos, The World y Naturaleza muerta, la inminente y esperada Cloverfield o la última de George A. Romero Diary of the dead, en donde también se usa el modo subjetivo). Un momento que me parece muy acertado y que consigue dotar de realismo a la cinta, es cuando se rebobina y se repite una escena ya vista, algo muy similar a lo visto en por ejemplo la excelente Funny Games de Michael Haneke.

rec-6

En un film tan irregular como El proyecto de la bruja de Blair, no se explicaba nada y el guión era “construído” a partir del desconocimiento tanto de los protagonistas como del espectador, en [·REC] funciona de forma similar pero, bajo mi humilde opinión, sin la torpeza de aquellos, creando una cinta mucho más efectiva y que aterroriza (no solo marea y desconcierta, como aquella).

Consigue crear un climax acojonante (perdonen mi vocabulario), como si de una montaña rusa brutal se tratase, con momentos cómicos hilarantes y acertados en el nudo de la cinta, para dosificar la enorme tensión que produce el film en el espectador durante su primera mitad y el desenlace.

Desde luego, el guión es muy mejorable y durante el final aparecen (de nuevo) las manías “pseudosectarias” y documentalistas (diarios, material antiguo) que tanto gustan a Balagueró y tan poco a nosotros (y que son ya un recurrente en su repetitiva obra), y supone un acabado de lo más forzado en cuanto a trama, pero que es salvado por su tremenda tensión, por su radicalismo, por su terror palpable y por su falta de pretensiones más allá de la comercialidad y el entretenimiento fanático.

Aunque a alguien le suene estúpida esta frase, es totalmente cierta: Estoy encantado de haber entrado a ese edificio y acompañado a la protagonista por su tour de force terrorífico. La cinta involucra, hace partícipe al espectador, no hay cabida para el espectador pasivo en la cinta de Balagueró-Plaza, y su punto de vista subjetivo constante y su edición mínima dotando de mucha soltura y realismo a la acción, hacen del film una experiencia cinematográfica inolvidable. A ello ayudan los actores y actrices, estupendos todos en sus respectivos roles, sobre todo cabe destacar la actuación de la -tan crítica por mis amistades- protagonista de la cinta: Manuela Velasco, en una actuación muy completa y llena de cambios de registro y de expresión.

A riesgo de que me cuelguen los más puristas y la people elitista xD, creo que [·REC] es una de las mejores películas de terror que haya dado este país en los últimos años. La verdad es que ya tocaba tener un film tan lleno de talento y valentía en un género tan castigado sobre todo a nivel patrio, donde abundan algunas de las mayores memeces vistas en nuestras vidas (School killer o Tuno negro entre otras).

Una película ante todo impactante y a la vez honesta con el espectador. Queremos más cine hecho por y para frikis.

Una maravilla, no se la pierdan por lo que más quieran!.


15 Comentarios

15 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top