Criticas Suspense Terror

Crítica: “Paranormal activity” (Oren Peli, 2007)

p_activityCuando lo inquietante se vuelve previsible:


Micah (Micah Sloat), un comerciante, y Katie (Katie Featherston), una estudiante que asegura que una entidad fantasmal la persigue desde su juventud, están comprometidos. Cuando Katie nota que el fantasma la ha seguido a su casa de dos pisos en un suburbio de San Diego, California, Micah compra una cámara de video con la esperanza de capturar la actividad paranormal, un proyecto que duraría unas tres semanas.

El intento de comunicarse con el ente es profundamente desaconsejado por el Dr. Fredrichs, un médico que descubre que la pareja está siendo molestada por un demonio que se alimenta de energía negativa y que está decidido a perseguir a Katie, sin importar dónde ella esté. El Dr. Fredrichs les recomienda que se contacten con el Dr. Abrams, un demonólogo, pero Micah se niega, provocando varias discusiones entre él y Katie.

Cada noche, Micah instala la cámara sobre un trípode dentro de su habitación para grabar todo lo que pueda ocurrir mientras Katie duerme. Él intenta documentar diversos fenómenos, como objetos que se mueven sin razón, luces y televisores que se encienden y se apagan solos, y sonidos que van desde voces y gruñidos hasta pisadas y golpes. Los extraños acontecimientos pronto llevan a Katie a despertarse y pasar varias horas parada junto a la cama o a ir al patio trasero para sentarse en el columpio, comportamiento que ella olvida a la mañana siguiente. Pero ¿hasta cúando la pareja seguirá atormentada por el espírtu demoniaco?.

Han pasado meses desde su estreno en USA, pero todavía hoy en día, uno sigue preguntándose el porqué del enorme éxito cosechado por una película tan mediocre. Sin lugar a dudas, “Paranormal activity” es la mayor tomadura de pelo estrenada en 2009, y creo no ser el único en opinar así. Os preguntaréis el porqué de semejante y severa afirmación, pues es bien sencillo. Bajo el humilde punto de vista de quien escribe estas palabras, el film de Oren Peli pretende jugar en la misma liga que cintas como “[•REC]” (2007), “Cloverfield” (2008) o “The blair witch project” (1999) metiéndose un monumental tortazo en su intento. Un falso documental tremendamente decepcionante, que no sabe explotar sus virtudes ni jugar sus cartas. El director jamás experimenta con las posibilidades que otorga el falso documental, únicamente lo utiliza como vehículo para presentarnos su primer film de corte amateur entre amigotes con una historieta de fantasmas que no aporta nada nuevo al género y no cesa en su mirada (de reojo) a otras películas mucho más interesantes y mejor rodadas como las nombradas anteriormente.

Para quien tenga algo de memoria cinematográfica, “Paranormal activity[1] no solo no le dará miedo sino que además tampoco le llegará a sorprender (Ruggero Deodato ya rodaba falsos documentales en los 80, recordemos la inclasificable “Holocausto caníbal” (1980), con mucho más tino y siendo un claro precedente de las pelis de Myrick & Sánchez y Balagueró & Plaza), pero lo que es peor, es que durante la proyección llega un punto en donde el hastío se apodera totalmente del espectador, importándole tres pimientos lo que les pase a los personajes (desde el hirritante Micah hasta Katie) y haciéndose evidente un exceso en la duración. Que ocurra eso en un film tan ajustado en ese aspecto (no llega a la hora y media), realmente tiene delito.

p_activity_2

Se vislumbra en todo el metraje cierta dejadez o pereza en el apartado formal, a medida que avanza la trama. Supongo que Oren Peli era algo consciente de que rodaba un film mediocre, cutre y sin demasiado talento, por tanto, ni él mismo podría imaginar que Paramount[2] y media USA quedarían rendidos a sus “encantos” dos años más tarde de su realización. Si algo hay destacable en todo este despropósito supongo que serán sus buenas intenciones, mostrar un terror cercano a lo cotidiano y doméstico (sin abandonar los tópicos), y jamás recurrir al ketchup para inquietar, sino usando un terror más sugerente (y más barato) dejando en ciertos momentos la acción fuera de campo o usando la imagen fija de la cámara que observa los acontecimientos durante la noche, aunque en conjunto todo llevado sin demasiado talento, desaprovechando la oportunidad de jugar con lo oculto de forma más sabia.

Desde aquí uno querría aclarar que adora el terror sugerente y las cintas filmadas con shaky-cam, pero si con “Cloverfield” o “[•REC]” nos encontrábamos con un viaje subjetivo hacia al terror más tangible, via el reportaje televisivo o el video diario seudo apocalíptico, aquí nos encontramos una historia tan predecible como insatisfactoria para el espectador curtido en materia.

Lejos de las alabanzas del público americano y parte de la crítica (sobre todo las entusiastas palabras hacia la peli desde bloodydisgusting.com o del irregular Roger Ebert de Chicago Sun Times), posiblemente lo que más me gusta del film, sea la total ausencia de música (solo diegética) y el uso del silencio. Aunque su corte amateur y no recurrir a los FX de turno, no servirán para que Oren Peli nos engañe xD, pues como he dicho, en ningún momento parece saber qué hacer con la cinta ni como explotar las partes de la trama potencialmente interesantes cayendo en tópicos, una y otra vez y volviéndose rutinaria, pareciendo todo demasiado insustancial a la postre.

Está muy bien el hecho de sugerir más que mostrar pero solo si hace con talento y riesgo, sino es mejor dejarlo. Una película tan vapuleada por todos como la interesantísima cinta entorno al falso mito de la bruja de Blair, nacida también del marketing viral, pero que a diferencia de “Paranormal activity“, sabe perfectamente jugar sus cartas muchísimo mejor via la improvisación de los actores y la sorpresa (incluída la de los propios intérpretes) llevando el falso documental a terrenos justamente de documental, porque su ansiedad muta de ficcionada a real. Ciertos sectores afirman que no es tan terrorífica porque es menos doméstica y menos cercana que el film de Oren Peli, pero digan lo que digan, opino que la película de Myrick & Sánchez, resultaba mucho más fresca e interesante aunque no perfecta. Y si que ofrecía novedosas maneras de vender una cinta via internet u otros medios.

p_activity_3

No busquéis tres pies al gato, porque no existe nada novedoso o revolucionario en esta propuesta, solo un producto de lo más previsible con un incalculable número de clichés sobre las ghost house stories. Una película construída en clave de falso documental intentando ocultar su enorme vacuidad, no solo formal (básicamente por no arriesgar jamás), sino también argumental. Sinceramente, un servidor no recuerda con anterioridad haber sufrido un film de menos de 90 minutos con tal cantidad de tiempos muertos rellenados con escenas puramente gratuitas que cualquier director con dos dedos de frente hubiera desechado en la sala de montaje, básicamente porque no solo no nos cuentan nada sino que además tampoco aportan en el aspecto formal.

Podrá ser un éxito de masas, podrá ser la leche en vinagre para ciertos críticos con problemas oftalmológicos, pero a un servidor el señor Oren Peli no le engaña con su vacua pelicula que tristemente parece ser destinada a culto (para algunos). Una de las mayores tomaduras de pelo estrenadas este año, así de claro!.

Evidentemente Oren Peli no es Werner Herzog, éste si sabe sacar partido al falso documental.

[1] La cual, por su historia, no daba para un largometraje ni de coña. La cinta data del 2007, pero aprovechando el estreno en 2009, han sacado finales alternativos de la chistera, y a cual peor…

[2] Incluído Steven Spielberg, quién llegó a decir que no mucho después de que ver el film, la puerta de su dormitorio vacío quedó inexplicablemente cerrada por dentro, teniendo que recurrir a los servicios de un cerrajero. O bien el rey Midas ya chochea o bien le gusta mucho el dinero, ya que recordemos que Dreamworks forma parte de Paramount y él también se llevará un buen pellizco por el éxito de esta tomadura de pelo.


6 Comentarios

6 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top