Acción Criticas Drama

Crítica: “La extraña que hay en ti” (Neil Jordan, 2007)

braveoneChica sale con chico. Son muy felices y tal hasta que irrumpen en su vida unos desalmados que les dan una soberana paliza. El chico muere, la chica se salva. Tras ello, la chica busca venganza. ¿Verdad que os suena? Pues así es el último film hasta la fecha de nuestro irlandés favorito: típico y tópico, además de proporcionarnos un buen número de déja vu‘s mientras lo visionamos, sobre todo si hemos visto films tan brutos como “El justiciero de la ciudad” (Michael Winner, 1974) de nuestro inolvidable Bronson.

Atrás quedó el Neil Jordan de propuestas tan interesantes y personales como “En compañía de lobos“, “Entrevista con el vampiro” o la tan maestra como olvidada “El fin del romance“, puesto que tras un breve inflexión con Breakfast on Pluto, vuelve a otorgarnos un film poco arriesgado y de factura mediocre. Un realizador que posee una filmografía de una irregularidad patente, capaz de hacer films tan sobrios como los comentados anteriormente pero también de combinarlos con bodrios del calibre de “In dreams“, primera y única aportación del irlandés para los castigados estudios Dreamworks.

Evidentemente, “La extraña que hay en ti” forma parte del grupo de películas poco arriesgadas, suponemos que de encargo, del realizador. Y toda esa falta de brío cinematográfico se puede ver ejemplificada sobre todo en una escena concreta (no hace falta buscar mucho más), cuando Erica (Jodie Foster) quiere abandonar la casa y salir por la puerta a la calle, pero debido al miedo atroz que ha cogido a todo tras el incidente da media vuelta y se vuelve a su casa. Esa escena, personalmente, y más teniendo a una actriz del talento de Jodie Foster, la hubiera resuelto encuadrando en un plano medio corto o incluso un primer plano, el rostro aterrorizado de la actriz mientras se va desplazando hacia la puerta, sin ningún tipo de música ni efecto sonoro, otorgando pleno protagonismo a ella, pues considero que el simple hecho de mostrar el rostro de la actriz respirando fuertemente y expresar todo ese terror interno ya hubiese funcionado a la perfección, dando muestra a la vez de cierta elegancia.

Neil Jordan resuelve esa escena de manera lamentable, bajo mi punto de vista, usando unos movimientos de cámara entornados totalmente injustificados, intensificando la luz en ciertos momentos para buscar una escena supuestamente terrorífica vía el efectismo y con unos efectos sonoros típicos del cine de sustos más palomitero.

braveone2

A parte de que argumento sea entre inverosímil y previsible, el film es entretenido y cumple su función como cinta fast-food (pero solo como eso, eh?), pero siempre se demanda más de alguien como Neil Jordan. La cinta no destaca justamente tampoco por su labor de dirección, floja, poco arriesgada y con un evidente efectismo barato que estropea el conjunto. El gran problema de la cinta es el quiero y no puedo. Pretende ser una cinta chunga de venganzas al estilo de las fascistoides y a reivindicar “Sentencia de muerte” (James Wan, 2007) o “El fuego de la venganza” (Tony Scott, 2004) y no es más que una cinta convencional, con muy pocos recursos, nada nuevo que contar y que no sorprende a nadie.

El film muestra también la transformación de la protagonista principal, dejando de lado su pasado y convirtiéndose en alguien imprevisible e incontrolable, bajo su asombro. En ese aspecto la cinta peca en ser reiterativa en sus reflexiones de la verdadera justicia, de la moralidad y de cómo salir del túnel, pero ojo, sin un discurso para nada claro, ya que no es un film que se posicione a favor o en contra, simplemente NO SE MOJA y eso dice poco a su favor.

Neil Jordan se deja atrapar por el lado más comercial del cine, tomándose unas licencias palomiteras inadmisibles para un director de su talla y contando con un guión irregular y una historia de redención demasiado previsible y manida. Aún así, es innegable que la cinta entretiene y Jodie Foster como justiciera charlesbronsoniana está, como siempre, sensacional. Eso si, tiene un final de vergüenza ajena, así de claro.


2 Comentarios

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top