Animación Asiático Cortometrajes

Crítica: “Jumping” (Osamu Tezuka, 1984)

jumpingPanorámica mundial en 6 minutos:

Podríamos calificar al gran Osamu Tezuka como uno de los padres del manga y del posterior cine de animación denominado en Japón anime. Responsable de una obra llena de joyas, algunas conocidas y otras desconocidas u olvidadas, Tezuka consiguió aunar calidad visual con fuerza narrativa regalando a los espectadores piezas entretenidas sorprendentemente estilizadas y a la vez maduras reflexiones sobre muchas de las problemáticas mundiales.

Algunas de sus obras más reconocidas serían la famosísima “AstroBoy” (pieza de culto para cualquier otaku), “Metropolis” que fue llevada al cine en el año 2001 por Rin Taro, “Kimba, el león blanco” de la que muchos vieron plagio en la posterior cinta de Disney “El rey León” con un protagonista de casi idéntico nombre: Simba, sin olvidarnos de su esmerado y majestuoso trabajo en “Adolf“, “Fénix” o “Black Jack“.

Para quien escribe estas lineas, le parecía interesante rescatar este corto de animación titulado “Jumping“, una de las mejoras piezas de animación de los 80 bajo mi humilde punto de vista, ya no solo por la increíble calidad visual y sonora (velocidad, escala, uso tan inteligente del 2D y la perspectiva en el dibujo, sin uso de música solo efectos sonoros muy trabajados,…) sino por el mensaje dado desde los ojos de un niño, del cual cada salto es cada vez más y más grande, asimilándolos a los dados por la humanidad, así pues vemos como pasamos de un entorno natural/rural a un lugar contaminado por la industria, lleno de grandes edificios y lleno de estridencia acústica. Tras unos cuantos saltos más y tras dar la vuelta al planeta llegamos ante la guerra y la bomba atómica representada posteriormente por el infierno absoluto. ¿La humanidad ha dado tantos saltos para llegar a eso, al desastre?.

Como si fueramos observadores, Tezuka nos da la posibilidad para que en 6 minutos comprobemos, reflexionemos y analicemos como toda nuestra evolución será también nuestro fin. Lo cierto es que casi todo siempre vuelve a los origenes, de ahi que su corto acabe donde comenzó.

Una autentica maravilla.


7 Comentarios

7 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top