Clásicos Criticas Fantástico

Crítica: “El hombre lobo” (George Waggner, 1941)

wolfmanHasta un hombre puro de corazón,
que reza sus oraciones por la noche,
puede convertirse en lobo cuando florece el acónito.
Y la luna está llena
.”

Caminaste por un sendero de espinas,
pero no fue culpa tuya.
Igual que la lluvía cala la tierra,
y el río va a morir al mar,
las lágrimas buscan un destino escrito.

Maleva (Maria Ouspenskaya)


La licantropía, surgida de varios mitos europeos, ha sido un tema tratado de manera dispar en el cine de terror tanto moderno como clásico. En la etapa del cine mudo, varios films abordaron dicho tema, como “The werewolf” (1913) o “The wolfman” (1915). La interesante “Le loup-garou“, dirigida por Pierre Bressol, fue la primera cinta sonora sobre la antropomorfosis.

El lobo humano” (1935) supuso la primera aportación al fenómeno del hombre lobo por parte de la Universal. Tras los éxitos de films como “Dracula” (1931), “The black cat” (1934) o “Frankenstein” (1932), el citado estudio estrena un film sobre el mito del lobo humano, escrito por los responsables de éxitos anteriores en el género del terror.

El resultado es pobre, con escenas que rozan el ridículo y situaciones cuya comicidad las hace inverosímiles. Aunque inicialmente, el papel del protagonista iba a recaer en Lugosi o Karloff (que raro..), finalmente se optó por Henry Hull, cuya actuación no es demasiado destacable. El primer acercamiento al mito, resultó ser una película interesante pero excesivamente irregular e imprecisa.

Posiblemente, los dos films que más se acerquen a la maestría de la obra de Robert Louis Stevenson (“El Dr Jeckyll y Mr Hyde”) son la excelente “El hombre y el monstruo” (1931) de Rouben Mamoulian y la posterior “El Testamento del Doctor Cordelier” (1959) de Jean Renoir (inspirada en la novela), ambas reflejan esa oposición binaria entre el bien y el mal, reflejada en la bestialidad del hombre, en una metamorfosis maldita.

Pero la película que todos conocemos como la que fue capaz de relanzar el mito del hombre lobo, incluso de reinventarlo, no es otra que “El hombre lobo” (1941) de George Waggner. El film nos cuenta la historia de Larry Talbot (encarnado por un soso Lon Chaney Jr.), hijo de un noble inglés, que tras varios años en Estados Unidos, regresa a la mansión de su padre en Gales. Una noche que asiste a una feria zíngara es mordido por un lobo y su vida comienza a cambiar cuando teme ser el responsable de las muertes que se están produciendo en la localidad.

La cinta de Waggner no sería absolutamente nada sin el maravilloso guión del alemán Curt Siodmak, ya que tanto la dirección como algunas actuaciones están a un nivel inferior al mismo. Curt Siodmak concebió la base de todo el imaginario del posterior cine de subgénero licántropo. Presionado por los productores, se vio obligado a cambiar y reestructurar el libreto original hasta tal punto que decidió crear toda una nueva mitología alrededor, muy respetada y afianzada por el cine posterior. Entre las novedades que añadió Siodmak, se encuentran las balas de plata (material que supone el punto débil de la criatura), el bastón con puño de plata (con un uso dual, que posteriormente comentaré), la repugnancia hacia el acónito o la mordedura en forma de estrella de cinco puntas.

Resulta curioso, que la luna llena, epicentro y causante de la transformación, no se presente en ni un solo plano del film. Posteriormente, se incluyó en todas o casi todas las secuelas o peliculas que combinaban monstruos y uno de ellos fuera licántropo.

Curt Siodmak, como su hermano Robert y tantos otros (Fritz Lang, Billy Wilder, Peter Lorre, etc..), formaron parte del exilio alemán a los Estados Unidos huyendo del régimen fascista nazi que acaba de ganar las elecciones. Curiosamente, estos directores, escritores, actores o técnicos, consiguieron algunas de las obras más arriesgadas y más -por asi decirlo- ácidas del panorama de entonces.

Y “El hombre lobo” no es una excepción dentro de la tradición por parte de estos realizadores exiliados de lanzar puyitas contra el regimen totalitario alemán. Que la mordedura del licántropo sea en forma de estrella de cinco puntas no es por casualidad, dando a entender que la víctima de la maldición es marcada con un símbolo de las mismas características que la estrella de David con la que los nazis marcaban y marginaban socialmente a los judíos. Curt Siodmak de alguna manera quería lanzar una de esas críticas entre lineas tan sutiles y características de ese período en las cintas americanas (algunas de serie B) de exiliados europeos.

hlobo2

Seguramente, el objeto más recordado y que suscite más cariño nostálgico entre los fans de esta película sea el bastón con puño de plata, luciendo en su parte superior una cabeza de lobo. Un objeto cuyo uso en el film es dual. Por un lado, es usado por Larry Talbot (Lon Chaney Jr.) para acabar con un lobo cuando éste atacaba a una persona. Ese lobo resultó ser un hombre lobo (Bela Lugosi) y le mordió transmitiéndole la enfermedad/maldición. Por otro lado, su padre, encarnado por Claude Rains, usa ese mismo bastón – que curiosamente le había regalado Larry- para acabar (sin saberlo) con su hijo, el hombre lobo responsable de todas las atrocidades acometidas en la zona.

Esa atmosfera tenebrosa, desapacible, con un cierto deje gótico, y una niebla persistente, unido a un cuidado por los detalles en los escenarios, la hacen especial. Una atmosfera que va unida de la mano a una elaborada fotografía de Joseph Valentine. Quizás la dirección y las actuaciones (me refiero a Chaney Jr.) sean justitas, pero el interesantísimo guión de Siodmak y los detalles en el mismo la erigen como una de las mejores obras sobre el tema y pionera en muchos aspectos. La película está llena de detalles curiosos, como los pendientes del personaje de Evelyn Ankers, con una media luna, o que Larry Talbot en la parada de tiro en la feria, dispare acertamente contra todos los animales que le aparecen, menos con el lobo, al cual es incapaz de disparar.

El papel principal del personaje de Larry Talbot, fue pensaba en su momento para Boris Karloff, pero éste lo rechazó por problemas de agenda y finalmente recayó en Lon Chaney Jr., – visto en “De ratones y hombres” (1939) de Lewis Milestone- hijo del famoso Lon Chaney, el cual también encarnó al hombre lobo en una versión anterior. El hijo, nunca llegó a estar a la altura del padre, tenía siempre ese peso encima, y sus actuaciones en las cinco cintas sobre el hombre lobo, nunca pasó de lo normalito o discreto. Eso si, a partir de entonces, fue el único actor de la Universal que encarnó siempre a ese monstruo. Un actor que acabó encasillado y ofreciendo poco más en su filmografía posterior, quedando como último film, de nuevo, una pelicula entre dos monstruos “Dracula vs. Frankenstein” (1971).

De entre el resto del reparto, destacan por encima de la media, Bela Lugosi, como un zíngaro llamado justamente Bela, que vive de la feria, adivinando el futuro de los interesados. Una especie de “cameo largo” por asi decirlo, muy agradable y simpático. Pero sobre todo, si hay un personaje que será recordado por encima de todos, es sin duda, el de María Ouspenskaya, en el papel de Maleva, mujer de Bela (Bela Lugosi) la cual pronuncia las frases más míticas y sabias de toda la cinta (las dos frases que destacó al inicio de este texto, por ejemplo), una actriz con una gran presencia. El otro papel más interesante y jugoso de la cinta, es el de Claude Rains, como padre de Larry Talbot, el cual ya hizo con la Universal “El hombre invisible” (1933), aunque aquí como secundario. Como siempre, un actor convincente y que cumple. Eso sí, desde aquí nos preguntamos como sería su mujer, pues su hijo le saca demasiados centímetros como para que resulte creíble que sean de la misma sangre jeje.

hlobo3

Quizás lo mejor del film sea ese encuentro hacia el final de la cinta entre Claude Rains y María Ouspenskaya, la cual está especialmente hostil. Ella representa como la madre espiritual de Larry, es como un diálogo entre el padre y la madre de la criatura, es la figura materna de la película, y para más inri, en ningún momento mencionan a la madre de Larry, solo al hermano fallecido. Más que una conversación entre dos desconocidos, parece una riña familiar. Es uno de los puntos fuertes de la película.

Otra cosa muy curiosa, es la violencia desatada en ciertas escenas, como la del desenlace entre Rains Y Chaney Jr., en donde el padre azota duro a la criatura (corren rumores, no sé si ciertos o falsos, que Rains le dejó un ojo morado a Chaney Jr.), o en la escena en que el licántropo atrapa e intenta morder a la chica, cogiéndola violentamente y tratándola como si de una presa se tratase.

Sin lugar a dudas, se debe hacer mención especial a los famosos efectos especiales y de maquillaje, cuyo creador, Jake Pierce, en su momento, sentó catédra, con un trabajo depurado y exquisito. Lo único que se podría achacar son la falta de continuidad en las transformaciones de Talbot (sobre todo en la primera, donde solo podíamos ver como sus pies se iban convirtiendo en pezuñas paulatinamente y el pelo poblaba sus piernas), algo lógico en aquella época, aunque con posterioridad esa técnica se depuró y apenas se notaba.

Jack Pierce fue uno de los grandes del maquillaje en el cine clásico, un tipo cuidadoso, responsable, perfeccionista y meticuloso a más no poder. Un dios en la Universal (hizo el maquillaje de todos los monstruos clásicos y colaboró en cientos de películas) pero debido a su encasillamiento y cabezonería de no querer renovarse, usando siempre los mismos métodos clásicos y materiales costosos y que conllevaban un proceso de preparación más lento y demasiado sacrificio para los actores, la Universal acabó sustituyéndolo por Bud Westmore, el cual aplicaba materiales más baratos y ágiles de usar como el caucho poroso, un material del que renegaba Pierce.

hlobo4

El desenlace del film, cierra un círculo, un hombro lobo es asesinado al lado del mismo árbol sobre el que pereció otro hombre lobo, asesinado por la nueva víctima y bajo el castigo del mismo bastón de plata. La zíngara observa al padre acabar con la criatura, pero no lo detiene, sabe que ese debe ser el final. La profecía de Maleva se cumplía, el circulo maldito se cerraba, la paz volvería a reinar en la localidad galesa.

El cine de terror, en muchas ocasiones, ha sido injustamente vapuleado y denostado por una parte de la crítica, otorgándole menor peso o valor que a otros géneros como el drama. Todavía hay quien reniega del género y no sabe valorar las lecturas, muchas veces, subterráneas, que esconden cintas como la que se comenta en estas líneas, o incluso, algunas actuales.

Como decía ciertamente el gran Val Lewton: “Ninguna película agradece tanto una buena escenificación, un buen reparto y gastar más tiempo y dinero en calidad que las películas de terror. Los films de terror han de rodarse con cuidado y precisión.“. Cuanta razón tenía.

Aunque en la actualidad pueda parecer poco o nada terrorífica y con un ritmo un tanto lento, “El hombre lobo” posee una atmósfera tenebrosa y desapacible respaldada por una iluminación sublime, un guión magnífico de Siodmak que supone la base de todo el imaginario del posterior cine de subgénero licántropo, lleno de sencillez, personajes jugosos (como los encarnados por María Ouspenskaya o Claude Rains) y mitología -sobre una de las leyendas folklóricas europeas más antiguas-, con un desenlace absolutamente memorable.
Una de las cintas de terror de serie B más emblemáticas de todos los tiempos.


7 Comentarios

7 comentarios

  1. Xavi Darko

    11/09/2009 at 17:04

    Añado que el año que viene veremos el remake de esta cinta, protagonizada por Benicio Del Toro (que tiene un ligero parecido a Chaney xD) como hombre lobo y Anthony Hopkins como padre. No sé que esperarme, pero miedo me da cuando veo que el director es Joe Johnston, experto en cine familiar yanki y creador de engendros del tamaño de “Jurassic Park 3”.

    Saludos

  2. GUSTAVO

    11/09/2009 at 19:49

    Excelente reseña!!!
    Muy bueno tu blog, aqui estoy para devolver gentilezas.
    Podriamos intercambiar link, te parece?
    Pasa por el mio,
    Saludos.

    http://cinemaparadisouy.blogspot.com

  3. Xavi Darko

    11/09/2009 at 23:22

    Gracias gustavo, tu blog también está genial.

    Te agrego a mi lista de blogs,

    Un saludo

  4. kanji

    12/09/2009 at 10:29

    muy buena critica sobre este monster classic.
    como dices, no sé si la nueva estará a la altura.

    saludos

  5. Ramón

    12/09/2009 at 22:09

    Excelente post, como de costumbre.
    El remake de Johnston no creo que esté a la altura de tan admirado clásico, aunque el reparto me llama la atención.

    Saludos.

  6. Xavi Darko

    14/09/2009 at 22:32

    Gracias Ramón, se hace lo que se puede jeje 😉

    Sí, el remake cuenta con un casting bien majo, veremos a ver si Johnston cumple o no.

    Saludos

  7. Elmer Kretzinger

    16/07/2019 at 16:44

    Hola hacia mucho tiempo necesitaba esta informacion 🙁 al fin voy a poder terminar el trabajo del semestre muchas gracias T.T

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top