Criticas Drama

Crítica: “Babel” (Alejandro González Iñárritu, 2006)

babel_posterAún teniendo en mente pesadillas cinematográficas como la increíble y tremendista Crash de Paul Haggis (recordemos, ganadora irrisoria del oscar el año anterior), el director mexicano Iñárritu llega aún más lejos y nos ofrece un film que podríamos calificar claramente como el máximo exponente del fatalismo invosímil.

Babel cierra la llamada trilogía del dolor de Alejandro González Iñárritu en la cual el realizador nunca supo igualar o superar a su primer y notable film: Amores Perros, mucho más impactante, más directo y sobre todo, menos pretencioso. 21 gramos supuso una decepción para quien escribe esto, pues no es tan descabellado calificarla de telefilm disfrazado por un montaje aleatorio injustificado, con un tremendismo y fatalismo exagerado (de unas dimensiones godzillescas), artificial e inverosímil, en donde brillaban los actores (excepcionales los 3) y el nivel técnico. Esas herramientas de dudoso potencial (montaje aleatorio, historias finalmente tópicas entrecruzadas,etc…) son de nuevo usadas en Babel y como no, otra vez sin justificación alguna, nada que ver con algunos de los excelentes films de Christopher Nolan por ejemplo, en donde sí se justifica ese uso del montaje. En el caso de 21 gramos, Iñárritu acude a la excusa (porque es toda una excusa) de que quería jugar y que, en el fondo, dicho film no es más que un experimento cinematográfico. Sí, y se podría llamar al experimento: “Como ocultar la vacuidad de mi telefilm“.

Y es que, podemos decirlo, el guionista de toda la trilogía Guillermo Arriaga está un tanto sobrevalorado, y su prepotencia no le deja verlo. Iñárritu tampoco se salva de la quema (recordemos sus declaraciones pro Babel totalmente chulescas), de ahí su polémico divorcio profesional entre él y su guionista habitual. Arriaga hace libretos con cosas realmente interesantes, incluso es capaz de hacer un muy buen guión como el del film de Tommy Lee Jones Los tres entierros de Melquiades Estrada (sobretodo en su segunda mitad y ese acercamiento al western crepuscular con dosis de violencia macabra muy bien insertadas) u otro realmente majo (Amores Perros) pero tanto 21 gramos como Babel cuentan historias demasiado simples y manidas (sobre todo en esta última) con personajes muy caricaturescos (no todos), llenos de tópicos – aunque no lo parezca- y con una construcción de ellos insuficiente y desaprovechada en muchos casos. Siguiendo con Arriaga, ahora resulta que el tipo pide más protagonismo y pone en duda la autoría de la trilogía. Vamos a ver… un film es un proyecto conjunto, cada persona está encargada de su labor y es responsable de su terreno profesional. Desde siempre, el director y los actores han sido las caras más visibles de un proyecto y quienes se llevan más aplausos, pero de ahí a cuestionar quien realmente es más importante: si el director o el guionista. Pues quizás alguna gente se decantaría por el guionista que es de quien proviene la historia y es lo que finalmente se recuerda (según Arriaga) y aunque seguramente no sea el caso, no sería la primera vez que un director con talento y oficio es capaz de sacar petróleo de un guión/historia flojo, ¿hace falta nombrar Orson Welles por ej?. Sinceramente, opino que tanto Arriaga como Iñárritu necesitan un lavado de humildad importante.

babel_2

En Babel la acción transcurre en 4 lugares diferentes (Marruecos, Japón y México & USA), se hablan unas cuantas lenguas (inglés, español, arabe, bereber, francés, japonés,..) y como en las anteriores entregas de la trilogía, volvemos a encontrarnos con historias entrelazadas mediante hechos. En este caso, es todo mucho más globalizado y por lo tanto, mucho más exagerado e inverosímil. Un efecto mariposa más increíble que el del entretenido film homónimo con nuestro amigo y peor actor Ashton Kutcher.

Según el propio Iñárritu: “El film es como un tsunami“, desde luego en cuanto a pretenciosidad no se equivoca, es elevada. El trabajo de Iñárritu en el film, bajo mi humilde punto de vista, es destacable, con planos cuidados y con decisiones arriesgadas y acertadas. Por ejemplo, cuando Gael García Bernal va a recoger a su tía y a los dos niños, todo rodado desde el interior del coche en un plano secuencia, o las escenas en la discoteca japonesa que son absolutamente efectivas y bien resultas, eso es prácticamente innegable). Quizás donde falle un poco más sea en la parte de Marruecos con Brad Pitt y Cate Blanchett, ambos correctos que no excelentes. Aún estar el film lleno de aciertos por parte del realizador, no se sabe porque se destila un aroma de pretenciosidad ciertamente elevado, con esa búsqueda de postales imposibles, cámara en mano (a lo bestia) incluso llega a interferir el director y sus piruetas en la historia, que no sé hasta que punto es bueno. Parece que esté rodando algo grandioso y da esa sensación, de falsa grandiosidad, y por tanto, se vuelve pretenciosa por los 4 costados, aunque solo sea por el hecho de engrandecer y sobredimensionar la trama, intentar añadirle pesimismo y tragicidad excesiva a la misma. Un caso prácticamente similar en este punto, es la citada anteriormente Crash.

Algo ciertamente lamentable, porque no tiene otro calificativo, es el hecho de que en España parece ser que el film ha sido plenamente doblado estropeando uno de los mayores alicientes del film, la riqueza de lenguas existentes en el mismo. Está claro que el film debería haberse estrenado en VOSE, un caso como Apocalypto de Gibson, pero ¿Cómo han tenido narices de hacer esa autentica chapuza?. Bueno, casi tenemos que dar gracias a que al menos no nos hayan cambiado el título del film.

babel2

El guión de Arriaga me parece mediocre sinceramente, mucho más estereotipado de lo que pueda parecer, unas historias mucho más inconexas de lo que a priori pueda verse, en donde el montaje aún siendo más cronológico que en el film de Sean Penn y Naomi Watts vuelve a las andadas del flashback y flashforward cuando le sale de las pelotas, con unos personajes poco trabajados y muy de caricatura (Brad Pitt, Cate Blanchett en mi opinión están un pelín sobreactuados, Gael García Bernal tiene un papel demasiado corto, Rinko Kikuchi está espléndida (lo mejor de la película) y Adriana Barraza hace un buen papel).

La fotografía de Rodrigo Prieto (uno de los mejores del momento) es magnífica, distinguiendo cada historia con unas tonalidades distintas. Recordemos sus fantasticos trabajos en Alejandro Magno, Frida, La última noche o Brokeback Mountain entre otras. No podemos decir lo mismo de Santaolalla, un músico que repite fórmula una y otra vez.. y canciones (ver la de la escena del helicóptero con esa melodía ya usada en cintas anteriores de la trilogía). Encima, un compositor totalmente sobrevalorado por la academia de Hollywood (el chico debe regalar jamones o algo así).

Por otro lado, las distintas culturas en el film están representadas de forma muy, como decirlo, ¿inculta? ¿primitiva?. Se nos enseña un Japón de lo más cool y chuli (más aún que en el de la peli de la hija del tito Coppola), un Marruecos con gente desarraigada y casi pordiosera (ver la escena en donde todos comen con las manos), un Mexico de irresponsables (anda que como deja a sus paisanos..) y los únicos que parecen ultra buenos de verdad y héroes de la función son, como no, los amigos yankis, la parejita de guapos. Es curioso pero el físico también caracteriza a los personajes, todos y cada uno de ellos están afeados y mal vestidos al máximo excepto los yankis y los japoneses. ¿Porque?.

babel_1

De las tres historias principales, destacaría la japonesa, que aunque tenga sus defectos, me pareció la más inspirada sin lugar a dudas. Rinko Kikuchi está excepcional, una gran interpretación, y considero que es el único capítulo que consigue transmitir esa idea de incomunicación que pretende retratar la película. El plano final está bien pero destila cierto aire de pretenciosidad por encima de efectividad, como el resto de la cinta.

En definitiva, una película bastante bien filmada pero más vacía que mi hucha.


17 Comentarios

17 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top