Blu-Ray | Capturas BD | Comparativas

Comparativa Blu-ray: “Tesis” (Divisa vs Fox)

Os dejo con una comparativa de 47 capturas dobles en 1080p entre la reciente edición Blu-ray de Divisa (con la nueva restauración supervisada por Alejandro Amenábar aprovechando el 25º aniversario de su estreno) y el disco BD lanzado por Fox en 2015.

El anterior máster (edición Fox) presentaba un evidente realce de contornos seguramente derivado de la aplicación de filtros tipo DNR (algo lamentablemente habitual en Mercury Films y que explicaría la notoria reducción de grano en los rostros) y un claro virado a tonos fríos (azulados /verdosos) con unos resultados algo pobres y desaturados. Desconozco si la fotografía original era así cuando se estrenó la película en cines.

En la nueva restauración encontramos: mayor saturación de colores (en esta ocasión mucho más intensos y vivos) y corrección de tonos hacia más niveles más cálidos y rojizos; mejor textura (hay más grano cinematográfico en la imagen pero sin ser molesto y es algo que debe estar ahí), se gana información inferior pero se pierde por el lateral; la imagen se presenta ligeramente estirada por el lado derecho con respecto al anterior máster (de hecho, quizás me equivoque pero parece que peque de un ligero flattened aspect ratio); el nivel de detalle es bastante superior (véase la captura del ventanal con Ana Torrent de espaldas o el del primer plano televisivo de Eduardo Noriega) y no peca de tantos quemados como en el máster de 2015 (en la captura 10 en donde tenemos al profesor Figueroa (Miguel Picazo) consultando el listado de libros, podemos comprobar como en la de Fox solo se ve una luz y en la de Divisa se observa perfectamente la bombilla que ilumina esa zona).

Xavi Darko

Hastiado de los klingons y trolls que proliferaban en mi escuela secundaria, acabé mudándome a Tatooine, un lugar libre de trekkies en donde a pesar de los cansinos Tusken, abundaba el buen tiempo, el mercadeo y las carreras de vainas. La paz y la tranquilidad reinaban hasta que un buen día quedaron quebrantadas por la irrupción de un tipo peculiar cuyo perfil se ajustaba al de los tifosi radicales del AC Milan. Se hacía llamar Darth Maul y entre hostia y hostia me rebeló que era mi padre. Como buen desertor sith, decidí migrar a un planeta verde y fértil llamado Endor del cual fui posteriormente desterrado debido al incendio masivo de cabañas de unos cada día más insoportables ewoks. Sin ganas de más mamoneo intergaláctico, decidí volver al mundo real y escribir sobre cine, tanto del que adoro como del que aborrezco. Cuando me jubile espero vivir en Hill Valley y escribir críticas positivas de las cintas de Uwe Boll.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.