Criticas Premios

Apuntes previos a la 25ª gala de los Premios Goya

Como ustedes sabrán, esta noche se celebra la 25ª gala de los Premios Goya, en una edición tan esperada como -al menos a priori- polémica, superando a la que en su día gritó el “No a la guerra“.

Desde mi página en Facebook y en charlas con amigos, ya he dado mi opinión al respecto del conflicto De La Iglesia-Sinde. La ley Sinde no sólo es una ley incompetente sino que encima está mal enfocada para los tiempos que corren. A parte, toda ley o acuerdo debe ser pactado y consensuado por ambas partes (interesados y afectados, en este caso artistas e internautas). El problema es que en este país hace ya mucho tiempo que ciertas sociedades viven de cánones declarados ilegales y ciertos artistuchos (porque artistas son aquellos que tienen talento y no dependen de discográficas o productoras) pretenden vivir del cuento por haber hecho cuatro canciones malas. No señores, esto no funciona así. Son nuevos tiempos.

Si aprueban esta ambigua ley llena de parches en el Parlamento al menos deberían producirse ciertos cambios. Estamos en una nueva época. En tiempos de crisis y de desempleo galopante. Para empezar deberían poner precios acordes a la situación económica actual, porque ¿cómo es posible que en España, con casi cinco millones de parados, el cine valga más de 8 euros?. ¿Cómo es posible que los dvds y blu-rays, en algunos casos, valgan el doble que en tiendas on-line extranjeras como Amazon?. Ya que se pretende cerrar webs que contengan enlaces de descargas a contenido con derechos de autor, a parte de esa bajada que creo que favorecería la asistencia a los cines, sería necesario una oferta legal seria de visionado vía streaming en calidad HD con un catálogo más que consistente (tipo Netflix o similares).

El problema que veo en esto, es que la mayoría de estos servicios no ofrecen el mosaico de posibilidades actual de páginas y foros especializados en cine. En otras palabras, que me resulta dificil creer que en sitios como Filmin, Netflix o Mubi encuentre cine asiático un tanto rebuscado o un film polaco de los 50. Más bien creo que está orientado al consumo, a ganar dinero, por tanto, preferencia total al cine comercial y algo de márgen para el cine independiente, punto.

Yo no defiendo el todo gratis, de hecho me parece mal, pero creo que debe haber un ajuste de precios acorde al mercado consumidor actual, pensando sobre todo en la gente con sueldos precarios o desempleados. Por favor, bajen el precio del cine o aumenten los dias del espectador y no se olviden de rebajar más el formato doméstico. Que se promueva una oferta online legal completa y exhaustiva, con contenidos para todos los gustos. Sinceramente, no creo que el cierre de las websites de descargas ilegales favorezca la asistencia masiva a las salas, si no viene acompañada por las soluciones alternativas citadas anteriormente entre otros cambios.

En cuanto al pique entre Álex De La Iglesia y la ministra González Sinde, creo que el bueno de Álex ha dicho lo que piensa. Es quizás uno de los tipos más honestos que hay en el cine español actual y uno de los mejores presidentes que ha tenido la Academia en los últimos años, le pese a quien le pese, pero quizás olvidó cual es su cargo y habló como cineasta y persona. Aún así, ha sido de los pocos en posicionarse, en no esconderse y en escuchar las propuestas de los internautas con el fin de llegar a una buena solución para ambas partes. Ojalá más gente de la cultura española tuviera su honestidad y sapiencia. Desde aquí reivindico su encomiable labor y su esfuerzo. Somos muchos los que opinamos que esta ley está acordada de forma unilateral y eso no creo que sea justo. Finalmente De La Iglesia seguirá unos meses más como presidente.

Dejando de lado la polémica, hablemos de cine. En unas horas se celebrará la gala que contendrá buen cine, sobre todo, tres grandes películas que destacan por encima de las demás: “Balada triste de trompeta“, “Buried” y “Pa negre“.

Balada triste de trompeta” es una locura delirante made in De La Iglesia, triunfadora en Venecia (ganó mejor dirección y mejor guión) y que cuenta una historia de amor trágica salpicada de sangre y violencia, con unas actuaciones de Carlos Areces (¿donde está su merecida nominación?) y Antonio De La Torre memorables.

Fotografía sublime de Kiko De La Rica, dirección maestra de De La Iglesia, una partitura brillante de Roque Baños y unos títulos de créditos alucinantes, la ensalzan como una de las grandes favoritas de la noche merecidamente.

Pa negre” es quizás la “sorpresa” del cuarteto. Digo sorpresa entre comillas porque un servidor ya la vio en su estreno, y es que muchos parecen haberse dado cuenta de su calidad tras su reestreno posterior a ser nominada a los Goya y haber triunfado en los Gaudí. Un film excepcional en todos los sentidos, desde su majestuoso inicio hasta su desgarrador final, tan realista como duro. Actuaciones excelentes (sobre todo Francesc Colomer, una Nora Navas espectacular y una Laia Marull fantástica en un pequeño papel), la labor tras la cámara de Villaronga (un brillante cineasta a reivindicar), la dirección de actores, unido a una historia de posguerra atípica con sutiles elementos fantásticos y experimentales la convierten en otra firme candidata.

Un retrato seco y austero acerca de la pérdida de la inocencia y sobre la genésis de monstruos como consecuencia de la guerra, que hace un excelente uso de un personaje ausente como elemento narrativo de misterio hasta un innecesario flashback que la aleja de ser una obra maestra rotunda. De todas formas, es un film asombroso en casi todos los ámbitos. Eso si, de obligada visión en versión original catalana. Huíd del horroroso doblaje en castellano.

Buried (Enterrado)” es un excepcional ejercicio de suspense lleno de silencios. Es un film puramente minimalista, que sabe usar perfectamente sus armas y jugar con el espectador de forma siempre honesta, siempre de cara, con las cartas encima de la mesa. Un film al que no le pesa su ajustado presupuesto ni la complejidad de su planificación. Mantiene firme su premisa inicial, juega como lo hacía Hitchcock y jamás se desvía del camino por otros derroteros que hubieran lastrado el resultado final. Y es que en el cine de suspense es mucho más inquietante lo sugerente y lo angustiante que lo deliberadamente explícito.

Angustiante, claustrofóbica, terrorífica, minimalista, valiente, emotiva, crítica, honesta, brillante. 93 minutos de cine de verdad, del que ya no se hace, con un final apoteósico. La mejor y más fascinante película española de este año. Más que una película, una experiencia palpable. Imprescindible. Espero que se lleve los goyas este año, aunque sólo sea por su riesgo.

En cuanto a “También la lluvia” de Icíar Bollaín, la otra multinominada, no he puedo opinar sobre ella porque no la he visto. Dicen que no está mal, la veré próximamente. Pero sin ánimo de ofender, no me sorprende que la cinta de la directora esté nominada y preseleccionada para los oscars (todavía muchos nos preguntamos porqué) porqué, como ocurre con Garci, misteriosamente siempre sus films se hallan entre el cuarteto final, haga lo que haga. ¿O acaso “Te doy mis ojos” no era más que un telefilm con buenas actuaciones?.

Espero con ganas el discurso del presidente de la Academia (Álex De La Iglesia). ¿Será tan honesto y directo como el brillante discurso del año pasado entorno a la humildad que deben tener los artistas (con una buena patada al ombliguismo que reina en ese mundillo)?. ¿Hará menciones a la ley Sinde, aunque sea sutilmente?. ¿Será supervisado/censurado su discurso antes de ser leído?. ¿Será un discurso chungo o por el contrario light?. Esta noche, se resolverán algunas de las dudas.

A continuación dejo la lista de los que me gustaría que ganasen. Sin más, que gane el mejor. Suerte a todos.

Mejor película: “Buried (Enterrado)”
Mejor director: Álex De La Iglesia o Rodrigo Cortés
Mejor actor: Javier Bardem
Mejor actriz: Nora Navas
Mejor actor secundario: Karra Elejalde
Mejor actriz secundaria: Ana Wagener o Terele Pávez
Mejor director novel: David Pinillos
Mejor actor revelación: Francesc Colomer
Mejor actriz revelación: Marina Comas
Mejor película extranjera de habla hispana: No he visto ninguna
Mejor película europea: “La cinta blanca
Mejor guión original: “Buried (Enterrado)
Mejor música original: Roque Baños por “Balada triste de trompeta
Mejor dirección de producción: “Balada triste de trompeta
Mejor fotografía: Kiko De La Rica por “Balada triste de trompeta
Mejor sonido: “Buried (Enterrado)
Mejor diseño de vestuario: “Pa negre” o “Balada triste de trompeta
Mejor guión adaptado: “Pa negre
Mejor dirección artística: “Balada triste de trompeta
Mejor montaje: “Buried (Enterrado)” o “Balada triste de trompeta
Mejores efectos especiales: “Balada triste de trompeta
Mejor maquillaje y peluquería: “Balada triste de trompeta
Mejor película de animación: “Chico & Rita
Mejor película documental: “María y yo


3 Comentarios

3 comentarios

  1. Xavi Darko

    14/02/2011 at 09:43

    Hola,

    Describo brevemente lo que me pareció la gala de anoche. Aburrida, con humor nivel cañita brava pero con un número musical fantástico y un discurso de De La Iglesia, de nuevo, brillante y solemne. El tipo es un crack, de aquellos que dejarán marca en la Academia. Y lo hará porque siempre ha sido capaz de ponerse en la piel de los espectadores, evitando todo ese glamour estúpido que caracteriza su mundillo laboral. Habla claro por y para el pueblo.

    Fue todo bastante más aburrido, peor preparado y menos dinámico que en la edición del 2010. Para mi gusto, la cosa se decantó demasiado hacia “Pa negre”, debería haber estado más repartido. Pero bueno, sin ánimo de ofender a la calidad de la cinta catalana, si entre las nominadas están la cinta del presidente de la Academia, la cinta de la vicepresidenta y una cinta de género, tenia todas las de ganar.

    En mi quiniela acerté bastante, sobre todo, en actores pero en otros apartados no salió lo que esperaba. Pero bueno, estoy contento porque ha ganado una del tridente de calidad de este año, que no es poco. Aunque personalmente, creo que “Buried” es la mejor y más arriesgada película española de este año.

    Os dejo con el vídeo del memorable discurso de Álex De La Iglesia:

    Saludos!

  2. Dani N.

    14/02/2011 at 18:22

    Solo quiero apuntar una cosa, la Academia es tan solo un grupo de profesionales del mundo audiovisual que se unieron en su dia para promocionar el cine, es decir su trabajo.
    Tanto la Academia como su director no tiene ningun poder ya que no representan a nadie mas q a ellos mismos. Pretender ser un intermediario entre el pueblo y el gobierno carece de sentido. A pesar de actuar con supuesta buena fe, de la Iglesia ha demostrado como se activan los mecanismos del poder, intentando ganarse el favor del ministerio, las majors y el pueblo situandose en medio e intentando quedar bien con todos.

    Como es habitual en estos casos, aquel que no ha sido invitado a la fiesta acaba siendo el paria y rechazado por todos. Ni Sinde le necesitaba ni le pidio que hiciera nada, esto es entre las majors y el estado, el resto no cuenta. De la Iglesia aposto por ganar poder y perdio, ahora le toca apechugar y tragarse el orgullo. El espectaculo de ayer sobraba y deberia haber dimitido al dia siguiente de la aprovacion de la ley.

    Saludos

  3. Xavi Darko

    15/02/2011 at 12:02

    Hola,

    El propio Álex De La Iglesia ya lo dijo en su día. Ése no era su trabajo (hacer de intermediario), pero alguien debía reunirse con los internautas y escuchar sus propuestas. Es lo mínimo, aunque sólo sea por respeto.

    Y personalmente, agradezco su interés y dedicación. No creo que De La Iglesia intentara quedar bien con todos, ha dado su humilde opinión al respecto, que no es poco. Ha dado la cara y no se ha escondido. Y sinceramente, tiene mucha razón. El cine debe existir en las salas y online (legalmente) con una oferta que mejore la piratería, de bajo coste y con la mejor calidad audiovisual posible.

    En España no hay majors ni industría cinematográfica propiamente dicha, sólo productoras y distribuidoras y casi todo está basado en ayudas estatales y gubernamentales, compañías independientes,…

    Viendo lo poco que quedaba para la gala de los Goya hubiera sido una putada (con perdón de la palabra) dejarle ese marrón a Icíar Bollaín, que hubiera sido entrar y sin apenas tiempo tener que prepararlo todo. No hubiera sido justo. Además, considero que uno es libre de dimitir o no, cuando quiera.

    Y no comparto que Álex vaya por la vida de orgulloso. No es de ese tipo de personas, o al menos eso parece. Ojalá muchos presidentes de la Academia lucharan tanto por el cine como este señor. Un tipo honesto que dice las cosas a la cara y cuyos discursos dicen verdades como puños.

    Saludos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top